El pasado miércoles 5 de diciembre, en las instalaciones de la Cámara Nacional de la Industria Editorial Mexicana (CANIEM), se impartió el curso de Marketing para editoriales pequeñas y medianas, que organizó y convocó el Centro de innovación y desarrollo profesional para la industria editorial mexicana, EDITAMOS, que impartió la destacada Rachel Maund, directora de Marketability, empresa de consultoría editorial del Reino Unido.
Dicha capacitación ofreció a los asistentes un panorama amplió del mundo editorial en este rubro, a fin de tener el mayor número de elementos que le permitan al asistente definir cómo presentar planes de marketing editorial con presupuesto reducido, por lo que se revisaron herramientas innovadoras para que las campañas de marketing no signifiquen una excesiva carga financiera. Fue así como, en poco más de ocho intensas horas de trabajo, este programa combinó la teoría y la práctica.
Cabe señalar que el marketing editorial es uno de los nodos de la red de valor del libro que representa grandes dificultades, sobre todo para empresas pequeñas y medianas. Al asociar las campañas de marketing a inversiones descomunales, restamos oportunidad comercial a productos editoriales que merecerían mejor suerte.
El taller fue diseñado para ayudar a los editores a calcular el valor de todas las áreas de marketing y presentarlas de forma positiva y profesional, incluso cuando los recursos son limitados. Rachel Maund desarrolló puntualmente el “por qué” y el “cómo” de la planificación y la preparación de los presupuestos, que incluye breves ejercicios para que los alumnos piensen creativamente y enriquezcan sus propias actividades y proyectos de marketing editorial.
Este curso representó una oportunidad invaluable para que los editores asuman la nueva responsabilidad de comercialización dentro de una editorial, especialmente del sector académico, profesional o STM, que son mercados más o menos conocidos que a veces por falta de tiempo no ha sido atendida su planificación.
El curso se lleva a cabo específicamente para satisfacer las necesidades de los editores que trabajan con presupuestos limitados.
Fue así como poco más de 35 asistentes, procedentes de empresas como: Penguin Random House, Ediciones Akal, Con acento latino, Oxford University Press, El Manual Moderno, Planeta, Corda Ediciones, Deheze innovación, Isef, Intersistemas, UAM, Mango Manila, Editorial Macmillan, Palabras al vuelo, Soluciones gráficas, Studio, Caniem, Gedisa, Almadia, Editorial XX, entre otras.   
Los temas que se abordaron en dicho curso fueron: Segmentación del mercado, mix del marketing y cómo se aplican en el mundo real; Actividades y canales clave y su utilización rentable; Establecimiento de objetivos y metas precisas. Elaboración y gestión de un presupuesto; Plantillas del plan de marketing; Obtener lo mejor de los autores y destacar la importancia de los cuestionarios ad hoc; Cómo presentar adecuadamente a los autores planes de marketing eficaces con presupuestos reducidos; Mediación y elaboración de informes sobre los resultados de la rentabilidad de la inversión (ROI).
Marketing para editoriales pequeñas y medianas, representó una oportunidad invaluable para que los editores asuman la nueva responsabilidad de comercialización dentro de una editorial, el curso se lleva a cabo específicamente para satisfacer las necesidades de los editores que trabajan con presupuestos limitados.
 
Rachel Maund
Ha sido docente de marketing en la Book House (hoy Publishing Training Centre) desde 1991, en la Oxford Brookes University y la City University en Londres. Colabora también con la Asociación de Editores de Escocia y la ALPSP del Reino Unido, así como el University College de Londres, al igual que participa en cursos internacionales de marketing con las Asociaciones de editores de Irlanda, Australia y Singapur, la Caniem (2006 y 2017) y el Gremio de editores de Rusia. Trabaja además con editores de Australia, Singapur, Estados Unidos y China. Publica un boletín electrónico mensual (www.marketability.info). Rachel es directora de cursos en Marketability y desarrolla y ofrece cursos “a la medida” para empresas de todos los tamaños y especialidades.
Para conocer los temarios, perfiles de los docentes, procesos de inscripción, costos y descuentos, así como otros informes, del Centro de innovación y desarrollo profesional de la industria editorial, EDITAMOS, favor de contactar a Leticia Arellano, responsable del área de capacitación al teléfono 5604-3294, 5688-2011 ext. 728, o al correo: capacitacion@caniem.com
 

Desde el punto de vista de la estrategia, se puede considerar que la innovación es una forma especializada de la estrategia de diferenciación y le permitirá a la empresa crear y explotar una ventaja que permanecerá cuanto más difícil resulte de imitar su innovación.
El proceso estratégico de la innovación tiene su ancla en la misión, visión y valores de la organización, resultaría absurdo que se propusiesen innovaciones que contradijeran la perspectiva estratégica de la empresa.
A pesar de que en la innovación se requiere de espontaneidad esto no se debe entender como improvisación, el proceso de innovar se puede y debe planear y se debe también crear las políticas empresariales para que el ecosistema generador de innovación surja y se mantenga en todos los niveles de la organización. En este proceso de planeación se debe considerar que la innovación, aunque nazca y se aplique en un ámbito acotado de la empresa, tendrá un alcance general en el desempeño de ésta. Es imperativo entender las necesidades de los consumidores y de qué manera estas serán satisfechas por la innovación aplicada al producto o servicio que la empresa ofrezca.
El proceso estratégico de innovación está conformado por varias etapas:

  1. Auditorías a los procesos y procedimientos que lleva a cabo la organización, al portafolio de productos y servicios que oferta y a los inventarios de insumos y productos terminados, esto permitirá:
    1. Generación de ideas de productos,
    2. Modificaciones a los procesos
    3. Diseño de nuevas estrategias de mercadotecnia o de organización
  2. Selección de ideas.
  3. Creación y prueba del concepto de producto, o prueba de escritorio de los procesos.
  4. Desarrollo de la estrategia de mercado si se trata de productos o de aplicación de los procesos.
  5. Análisis comercial y pronóstico de ventas si la innovación propuesta corresponde a un producto o servicio, análisis de productividad si la innovación corresponde a un proceso o a un procedimiento.
  6. Prototipo y prueba si aplica.
  7. Nombre comercial y publicidad o incorporación al manual de operaciones de la innovación de proceso o procedimiento.
  8. Prueba de mercado si aplica.
  9. Ajustes y retroalimentación.
  10. Lanzamiento o incorporación a la operación de la innovación propuesta.

 
Es indispensable considerar que la innovación no va a provenir de las máquinas ni de los procedimientos, la innovación va a ser generada por la gente que se decidió a cambiar el estado de las cosas.
Que el fin último de la innovación es mantener la competitividad de la organización o ayudarla a obtener una mejor posición en el mercado que sirve.
 

El peligro en el ejercicio del periodismo fue la constante que predominó durante la entrega del Premio Nacional de Periodismo en su XVII Edición, que tuvo lugar en el Alcázar del Castillo de Chapultepec, en una ceremonia encabezada por el Comité Ciudadano que preside la Universidad Autónoma de Sinaloa (UAS), a través de su Rector, el doctor Juan Eulogio Guerra Liera.
El evento contó con la presencia del miembro fundador del Premio Luis Javier Solana, de los integrantes del jurado calificador encabezados por la presidenta, la doctora María Teresa de Jesús Arroyo y con la participación de la reconocida periodista Denisse Dresser quien fungió como maestra de ceremonias.
El Rector de la UAS, doctor Juan Eulogio Guerra Liera, en su mensaje planteó que una característica fundamental de toda nación democrática es el ejercicio pleno de la libertad de expresión, y los mexicanos han logrado avances muy importantes.
“Como Presidente del Consejo Ciudadano al que pertenecemos las instituciones de educación superior y diversas asociaciones aquí presentes, es un verdadero honor poder contribuir a la dignificación y reconocimiento de la labor periodística, nos congratula poder hacerlo pues en el periodismo tenemos un sólido pilar de nuestro sistema democrático, un espacio abierto para la pluralidad, la reflexión y la crítica basada en argumentos”, expresó.
“Los temas hoy comentados son temas comunes: violencia, desapariciones forzadas, exiliados en tu mismo estado o país, plumas fuertes, ligeras y con convencimiento como las de ustedes que no sólo informan a la sociedad, sino que adquieren un compromiso bajo el propio riesgo que tiene la labor de ser periodista, libre, fuerte y con un gran compromiso social”, manifestó Guerra Liera.
Señaló que aún falta mucho por hacer especialmente para brindar mayor seguridad y bienestar a los profesionales de la noticia y de la lente, para que ellos y sus familias vivan en mejores condiciones y con mayor certidumbre en una sociedad que lo mismo asesina a hombres que a mujeres, niños, turistas, maestros, abogados, a médicos y que ha luchado por años en este país por asesinar también a la libertad de expresión.
Indicó que hoy hay un gran ejemplo en los galardonados ya que se combina la juventud con la experiencia por lo que propuso que esas plumas jóvenes deben mantener ese vuelo que han emprendido.
“Como alguien lo dijo, nadie nace periodista, nadie escribe para sí mismo y no hay peor periodista o escritor que aquel que nadie lo lee, hay que trascender con la veracidad y el compromiso de nuestra información, muchos serán itinerantes en muchos medios porque la labor del periodista inicia con la inseguridad laboral, continúa con la inseguridad de su persona y la de la familia y los reconocimientos y los premios muchas veces no les permite poner sobre la mesa lo que la familia requiere”.
Enfatizó que el nuevo tiempo mexicano abre horizontes para el diálogo, la madurez crítica y el activismo social, y debe ser un tiempo para la unidad con el gremio periodístico.
A los premiamos además de felicitarlos a nombre del Consejo, el Rector se refirió a ellos como verdaderos ejemplos de talento, valentía, responsabilidad social, y amor a la patria porque saben que al informar la hacen aún más grande, también felicitó a los medios a los que pertenecen y de igual forma reconoció el trabajo del extraordinario equipo de profesionales que integró el jurado.
Por su parte la presidenta del Jurado Calificador, doctora María Teresa Arroyo Gopar enfatizó que el periodista arriesga su vida diariamente, que los poderes formales y los facticos siempre han reprimido al periodista en su libertad de expresión y habló de la indiferencia de un gobierno que no otorga garantías a quienes lo practican.
“En la mayoría de los casos vive con inequidad laboral al recibir un salario indecoroso, sin prestaciones sociales, arriesgando su vida y enfrentando la violencia y la injusticia que convierten al oficio, que no está reconocido como una profesión, en uno de los trabajos más peligrosos para ejercer en México (…) durante el sexenio de Enrique Peña Nieto se cometieron 47 asesinatos de periodistas, durante el gobierno de Felipe Calderón fueron asesinados 48 más, estas 95 muertes no han sido esclarecidas, permanecen impunes, no podemos permitir que la violencia contra los periodistas continúe”, subrayó.
También la periodista Denisse Dresser expuso que en México ser periodista es vivir vulnerable, ansioso y temeroso sin saber de dónde va a provenir el siguiente golpe o difamación, reclamó y demandó un mecanismo para proteger a periodistas que han tenido la misma suerte que Javier Valdez.
“Cada vez más son los periodistas silenciados, cada vez más se hace presente el puñetazo artero a quienes buscan la verdad, y no solo es el crimen organizado el que ha masacrado con rabia a los representantes del cuarto poder (…) el poder político mata”, dijo.
Señaló que con este evento se hace un homenaje a los periodistas que van por la vida “pariendo historias” y con este Premio la sociedad reconoce su labor.
“Hagamos un tributo esta noche a las manos temblorosas a veces, pero vivas que señalan el silencio obligado, a los periodistas que nos recuerdan con su trabajo el dictum de Javier Valdez: dejar de escribir sería morir, él ha dejado de hacerlo, pero en su nombre su oficio debe seguir”.
El Premio Nacional de Periodismo se entregó en la categoría de Noticia a Miguel Ángel León Carmona del medio informativo La silla rota, por la nota “El campo de exterminio que el gobierno de Veracruz ocultó”; en categoría de Reportaje el premio fue para Julio Daniel Moreno Chávez por “La estafa maestra”, realizado por Animal Político y al que acudieron a recibirlo todos los que participaron en este trabajo.
La categoría de Crónica tuvo como ganadora a Mely Georgina Arellano Ayala por “Mujeres contra la mina”, del medio Lados B; en fotografía ganó Pedro Ramón Mera Olguín por “Sobrevivientes del sismo”, publicado en la Unión de Periodistas, mientras que en la categoría de Opinión se premió al artículo de María Teresa Pastrana Berdejo por “Señores del mecanismo de proyección: ¡ya despierten!”, y en Caricatura ganó Acelo Ruiz Villanueva publicada por El Universal.
En Entrevista el Premio fue para Daniela Edith Rae Gómez con el texto “¿Puedes ver un niño y pensar que no hay futuro?”; y en la categoría de Divulgación de ciencia y cultura ganó Armando Carrillo Lavat con el programa “Ciencia en todos lados”, del Canal 14.
El premio a Trayectoria fue otorgado a José Leobardo Moreles Rebelo, periodista referente en temas de seguridad, narcotráfico y desaparición de personas, fundador de Proceso, ha colaborado en los diarios El Financiero, La Prensa, Novedades y Excélsior y en las revistas Proceso, Contralínea, Zócalo, Este País.
Se otorgaron también tres menciones honoríficas una en categoría Noticia al trabajo “Buscadores en un país de desaparecidos”, coordinado por Daniela Pastrana, entre cuyos participantes se encuentra el periodista sinaloense Marcos Vizcarra; en Divulgación científica a Iván Carrillo por “Fuente de vida” y en Fotografía a Hans Máximo Musielik por “Retratos íntimos de los miles de haitianos atrapados en Tijuana”, publicado por Vice News.
Cabe destacar que se recibieron mil 230 trabajos procedentes de toda la República, algo considerado histórico porque por primera vez hubo participantes de todos los estados, y el Premio consistió en 50 mil pesos, un diploma y una escultura del maestro Juan Soriano.
 

El Ministerio de Cultura de Argentina y el Sistema de Información Cultural de Argentina publicaron la Encuesta Nacional de Consumos Culturales 2017, la cual fue aplicada durante el primer semestre de 2017 a una muestra de 2,800 personas mayores de 13 años residentes en aglomerados urbanos de más de 30 mil habitantes, tomando como base para el cuestionario el de la misma encuesta realizada en el año 2013. En lo referente a la lectura y al consumo de productos editoriales cabe destacar cómo la práctica de la lectura no es indiferente al impacto que ha supuesto la digitalización cultural en los últimos 5 años.
Mientras que la lectura en general en Argentina mantuvo valores estables entre 2013 y 2017, la lectura de libros experimentó un notable descenso, bajando del 57% al 44% la población que leyó al menos un libro. Y, aunque este descenso se puede constatar en todos los niveles socioeconómicos es más agravado en el nivel bajo donde ha descendido cerca de 20 puntos situándose en un preocupante 22%. Con respecto a los no lectores cabe destacar que un 26.5% dijo que antes solía leer pero ya no lo hace y, sobre todo, resulta importante identificar los motivos de la no lectura entre los que sobresale la falta de interés, con un 47.1%; la falta de tiempo, un 22.8%; las cuestiones económicas, un 9.1%; el haber dejado de estudiar, un 8.9%, y los problemas de salud, un 7.4%.
Ese 9.1% de no lectores que afirma que no lee porque ha dejado de estudiar confirma que en Argentina la lectura es una práctica muy asociada a la educación ya que un 70% de los encuestados entre 12 y 17 años afirmó leer al menos un libro durante 2017. Además, igualmente que en el estudio de 2013, los valores más altos de lectura de libros se dan en las edades asociadas a la escolaridad y al estudio universitario. Sin embargo, la media de libros leídos al año, incluyendo a los no lectores, se reduce a la mitad en estos últimos 5 años, 1.5 libros al año; si este análisis lo hacemos sólo con el universo lector, el promedio de libros leídos anualmente también desciende desde 2013 de 6 ejemplares a 4.
En cuanto a los géneros literarios que más leen los argentinos en primer lugar se encuentra la historia (28.1%), los cuentos (24.6%), la novela (24.5%) y las biografías (23.6%). Por otro lado, encontramos paridad entre autores nacionales y extranjeros.
El papel sigue siendo el soporte principal para leer libros en Argentina: mientras que un 43% de la población lo elige como medio de lectura, sólo el 10% lee en formato digital. Con respecto a esta última modalidad de lectura, el soporte más usado para leer libros en pantalla es la computadora. La lectura de libros es el único consumo en el que la computadora supera al celular como dispositivo digital principal.
Por otra parte, el estudio Mujeres en la Cultura: Notas para el análisis del acceso y la participación cultural en el consumo y el mercado de trabajo, realizado por las mismas entidades, revela que de todos los lectores de libros en Argentina el 60% son mujeres y que además son ellas las que participan, de manera mayoritaria, en otros ámbitos relacionados con la lectura, representando un 73% de las personas que participan en las bibliotecas populares.
* Con información de Lorenzo Herrero / publishnews.es

La semana pasada se celebró a la 37ª reunión del Comité Permanente de Derecho de Autor y Derechos Conexos (SCCR, por sus siglas en inglés) de la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual (OMPI). Éste es el principal foro internacional para que los gobiernos debatan sobre el derecho de autor y, en particular, sobre las limitaciones y excepciones al derecho de autor para las bibliotecas. Es un lugar donde es posible un cambio importante. Entre otras cosas, la OMPI tiene competencia para adoptar instrumentos internacionales, y el Tratado de Marrakech es el ejemplo más reciente con repercusiones en la labor de las bibliotecas.
La Federación Internacional de Asociaciones de Bibliotecarios y Bibliotecas (IFLA, por sus siglas en inglés) ha trabajado en la OMPI durante varios años para sensibilizar y promover el progreso de las normas que permiten a las bibliotecas realizar su labor en un mundo digital globalizado. En consonancia con un mandato otorgado por la Asamblea General de la OMPI en 2012, la IFLA apoya la elaboración de un instrumento jurídico que ayude a armonizar y actualizar la legislación sobre derecho de autor para las bibliotecas de todo el mundo.
La IFLA sigue insistiendo en la necesidad de un instrumento internacional que armonice y actualice la legislación sobre el tema de los derechos de autor para las bibliotecas de todo el mundo y se compromete a garantizar que los planes de acción conduzcan a un consenso sobre esa solución.
En la reunión anterior del SCCR, los Estados miembros adoptaron con éxito planes de acción sobre bibliotecas, archivos, museos y organizaciones educativas y de investigación. Por lo tanto, la reunión de la semana pasada se centró en los estudios propuestos sobre la forma en que las leyes de derecho de autor afectan a la labor de las bibliotecas.
Tras las declaraciones de apertura, en las que los Estados miembros subrayaron su apoyo a la labor de las bibliotecas, el Comité escuchó cómo el profesor Kenneth Crews, autor de varios estudios de la OMPI, tiene previsto elaborar una "tipología" de excepciones al derecho de autor. Esto promete permitir nuevas e interesantes posibilidades para reflexionar y comparar las leyes vigentes, e identificar áreas de convergencia y divergencia. También será un poderoso recurso para la promoción de las bibliotecas en todo el mundo.
Paralelamente, la IFLA colaboró estrechamente con los delegados para alentarlos a utilizar eficazmente las próximas reuniones regionales, otro elemento de los planes de acción acordados. Estas reuniones ofrecerán la oportunidad de escuchar las experiencias de los bibliotecarios que trabajan sobre el terreno y que tienen que hacer frente a leyes de derecho de autor desiguales, y a menudo obsoletas.
* Con información de Lorenzo Herrero / publishnews.es
 

El poeta y editor español Martí Vilanova Soler Vinyes falleció este domingo a los 84 años de edad, informó el Fondo de Cultura Económica (fce). También reconocido por su trabajo como traductor, Martí Soler nació el 30 de julio de 1934, en Gavá, España, y construyó una amplia trayectoria profesional en el FCE.

En 1947, Martí, quien pertenecía a la cuarta generación de escritores exiliados de origen catalán que escriben en su lengua natal y en castellano, llegó a México con su familia provenientes de España por la Guerra Civil. 

De acuerdo con la Enciclopedia de Literatura en México, estudió Arquitectura en la Universidad Nacional Autónoma de México (unam) y Tipografía en la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco).

Desde 1979 se desempeñó como profesor de tipografía en la Universidad Iberoamericana, además fungió como capacitador en la Secretaría de Trabajo y Previsión Social, asimismo laboró en las editoriales Siglo XXI y en el FCE.

Trabajó como editor en publicaciones como la revista Pont Blau, colaboró para el Boletín del Instituto Mexicano del Libro, Cuadernos del Viento, Diálogos, Plural, Gaceta del Fondo de Cultura Económica, y los suplementos El Gallo Ilustrado y Sábado, entre otros.

Entre sus libros más destacados están Tiempo de espera y Antología poética, en los que prevalece una poesía social impregnada de esperanza y rebeldía, cuya voz lírica se expresa de manera vigorosa y original. Entre las ediciones del fce de este personaje de la cultura, destacan Variaciones de voz y cuerpo, una obra de poesía sobre la vida cotidiana, el amor y la naturaleza.

La Coordinación Nacional de Literatura del Instituto Nacional de Bellas Artes lamentó “profundamente el fallecimiento del poeta y editor Martí Vilanova Soler Vinyes quien falleció hoy en su casa en la madrugada”.

Excelsior / www.excelsior.com.mx/expresiones/fallece-el-poeta-y-editormarti-soler/12...

Durante nueve días, una lluvia de actividades inundó las instalaciones de Expo Guadalajara, que vivió la trigésima segunda edición del encuentro librero más importante en español y que este año, FIL Guadalajara, según el balance preliminar fue visitada por más de 819 personas, que disfrutaron del vasto programa preparado por la Feria y su Invitado de Honor, Portugal.
Al dar el balance preliminar el pasado domingo 2 de diciembre, Raúl Padilla López, presidente de la FIL, calificó como “vasto” el programa ofrecido por la Feria en su edición 2018, y comunicó que el recinto ferial albergó la presencia de 2,280 casas editoriales procedentes de 47 países. Añadió que los salones fueron escenario para la presentación de 630 novedades editoriales y se había propiciado el encuentro de 750 escritores con sus lectores.
Por su parte, la industria editorial contó con una participación importante en la FIL Guadalajara, donde además de acompañar a los organizadores de la Feria en eventos protocolarios, se colaboró estrechamente con la Unión Internacional de Editores (IPA, por sus siglas en inglés), con quienes el presidente de la CANIEM, Sr. Carlos Anaya Rosique, mantuvo comunicación constante como lo fue la que tuvo con el Vicepresidente del organismo, Ing. Hugo Setzer, y próximo presidente de la misma. Asimismo, este organismo, interesado en la importancia de la libertad de publicación, organizó el seminario “Libertad de publicación en América Latina y el mundo, asunto que la CANIEM siempre ha apoyado y defendido.
Por otra parte, el Sr. Carlos Anaya Rosique participó en la reunión que encabeza el editor mexicano Ing. José Ignacio Echeverría, Grupo Iberoamericano de Editores (GIE), a la que acudió Marisol Schulz Manaut, directora general de la FIL Guadalajara, círculo que convocó a editores representantes de más de 12 países de Latinoamérica y que se reunieron para hablar temas en torno al libro, la lectura y su distribución.
Se provechó el marco de la FIL para sostener reuniones con autoridades de la Secretaría de Cultura del estado de Chihuahua, quienes impulsan un modelo de negocio tripartita en pro de más y mejores librerías para aquel estado, por lo que en una segunda reunión se convocó a libreros, editores y empresarios interesados en este modelo de negocio en Chihuahua, y con el que se espera pronto se multipliquen las librerías.
Sumado a todo ello, se participó en el Conversatorio sobre el derecho de autor que organizó el Centro Mexicano de Protección y Fomento de los Derechos de Autor (CeMPro); la presentación de la oferta académica que tiene el Centro de Innovación y Formación Profesional para la Industria Editorial, EDITAMOS; y el Sr. Carlos Anaya Rosique atendió diversas entrevistas presenciales y telefónicas a medios de comunicación respecto a la situación que vive la industria editorial mexicana, que es importante mencionar que por segundo año consecutivo, la CANIEM genera este interés tanto en medios locales como nacionales durante la FIL Guadalajara.
Un tema a destacar, es que este año el estand comercial de la Cámara Nacional de la Industria Editorial Mexicana tuvo una mayor afluencia de visitantes, dicho espacio se ofrece a editores afiliados a la Cámara que no cuentan con un estand propio, por lo que tienen la oportunidad de ofrecer sus fondos, como un canal de venta y posicionamiento.
En lo referente al éxito de la FIL Guadalajara, Raúl Padilla señaló que el Salón de Derechos de la Feria había congregado a 140 empresas y 328 agentes literarios, al tiempo que se dieron cita 19,740 profesionales de la cadena del libro. Sobre FIL Niños, área que describió como “el espacio consentido de los niños y sus padres”, destacó que había sido visitado por 160,373 asistentes.
Por su parte, Marisol Schulz Manaut, directora general de la FIL, expresó que desde el Comité Organizador se sentían “llenos de gratitud con la delegación de Portugal, nuestro Invitado de Honor. Fuimos cómplices en esta aventura, que nos hizo reconocernos como países hermanos, como literaturas y manifestaciones culturales afines, cargadas de un espíritu descubridor que el paso de los siglos no ha podido reducir”. La directora de la Feria señaló que la presencia portuguesa saldaba una deuda pendiente, que había sido pagada “de forma exitosa y entrañable. Muchas gracias a la delegación portuguesa por habernos acercado mucho más al corazón lusitano”.
Manuela Júdice, comisaria de la delegación de Portugal, hizo un recuento de las actividades que preparó el país lusitano. Destacó la presencia de los autores portugueses en el programa Ecos de la FIL, y dijo que los escritores que participaron “se manifestaron encantados por el trabajo hecho por los profesores y los estudiantes de las escuelas visitadas.
 
Portugal pasa la estafeta a India como país Invitado de Honor
Durante el último día de actividades de la edición 32 de la Feria Internacional del Libro de Guadalajara, tuvo lugar la ceremonia de pase de estafeta entre las delegaciones de Portugal, país Invitado de Honor este 2018, e India, que será el país Invitado de Honor en 2019.
En su mensaje de bienvenida, el presidente de la Feria Internacional del Libro de Guadalajara, Raúl Padilla López, agradeció a Portugal por estos "apasionados, intensos, elegantes y alegres, así es como han sido nueve días que han pintado a Guadalajara del más profundo color atlántico de Portugal. El folclor portugués se ha interpretado en Guadalajara con una vibrante muestra de cultura, que nos obliga a mirar hacia la puerta de la península ibérica".
Padilla López reconoció el esfuerzo de la delegación portuguesa encabezada hoy por el primer ministro António Costa, y señaló que "en esta Feria de la industria editorial, Portugal se ha manifestado como un atractivo mercado con una sofisticada y refinada manufactura para compartir una cultura de la que aún tenemos mucho por descubrir. La FIL será siempre su casa". Posteriormente, dio la bienvenida a India como país Invitado de Honor en 2019, "una cultura misteriosa y milenaria, llena de luces. Una puerta en el tiempo que nos evoca el pasado a la vez que nos acerca al futuro. India es sinónimo de asombro, y de una explosión de colores que impregna los sentidos".
India es poseedora de una gran tradición literaria que se remonta a los textos milenarios Vedas, así como al primer premio Nobel procedente de fuera de Europa: Rabindranath Tagore. "Hoy en día, un gran cúmulo de autores de India se abren camino en Occidente, autores que han sembrado caminos que estamos ansiosos de recorrer, conocer y compartir", señaló.
El rector de la Universidad de Guadalajara, Miguel Ángel Navarro Navarro, resaltó los lazos que esta casa de estudios ha entablado y fortalecido con instituciones portuguesas gracias a esta Feria, y agregó que desde ahora anticipamos un gran éxito a la próxima edición, donde nos acercaremos a la literatura india.
Por su parte el primer ministro de Portugal, António Costa, expresó que "la participación de Portugal como país Invitado de Honor de la trigésima segunda Feria Internacional del Libro de Guadalajara fue el proyecto prioritario de la diplomacia cultural portuguesa en el último año". Destacó también que "la literatura y las artes son fuerzas vivas de cualquier país, de cualquier cultura. Ellas tienen una capacidad insuperable para dar a conocer una nación, un pueblo. Podemos tener un trato frecuente con un país mucho antes de visitarlo personalmente porque leemos y amamos su literatura". Acto seguido, el primer ministro portugués y el embajador de India en México, intercambiaron obsequios que simbolizan la identidad y riqueza cultural de sus pueblos, una pieza de cerámica del artista Manuel Cargaleiro por parte de Portugal, y una pashmina, así como una figura de filigrana de plata con la forma de un pavo real, ave nacional de India.
Luego de un video musical, donde se muestran algunas de las costumbres y manifestaciones culturales más representativas de India, su embajador en México, Muktesh Pardeshi, resaltó que es una feliz coincidencia el que su país reciba la estafeta de Portugal, una nación con la que tienen fuertes y sólidos lazos históricos, como que la primera imprenta que llegó a la región de Goa en India, zarpó de Portugal. El embajador felicitó a la FIL por "organizar una Feria tan exitosa, el mayor evento de este tipo en el mundo hispánico", y señaló que la "presencia cultural de India en México ha alcanzado un nuevo nivel en los últimos meses, como invitado de honor en el Festival Internacional Cervantino" en octubre pasado, y el anuncio de su presencia en la FIL para el próximo año, a donde regresarán "con lo mejor de su patrimonio literario, académico y cultural".
El señor Pardeshi resaltó la importancia de India en el mundo editorial, puesto que es el sexto país editor del orbe, y el segundo país editor de libros en inglés, apenas después de Estados Unidos. Evocó también el legado de Mahatma Gandhi, y de Octavio Paz, quien fue embajador de México en India y que escribió: "Puedo comprender hasta cierto punto qué significa ser indio porque soy mexicano".
"Vivimos en un mundo impulsado por el conocimiento. Las ferias del libro tienen un papel especial en lo que se refiere a la educación y el aprendizaje", señaló el diplomático, "me gustaría asegurarles que el próximo año habrá una memorable presencia de India".
La edición 33 de la Feria Internacional del Libro de Guadalajara se realizará del 30 de noviembre al 8 de diciembre de 2019, y tendrá a India como país Invitado de Honor.
 
*FIL Guadalajara
 

Con una cálida bienvenida, Marisol Schulz abrió el Homenaje al Bibliotecario en la Feria Internacional del Libro de Guadalajara señalando que el amor por los libros ha sido el propósito del homenajeado desde temprana edad. “Nadie más que tú merece este reconocimiento, querido Sergio”, apuntó afectuosamente la directora de la Feria. Desde la mesa del presidio los acompañaban Helen Ladrón de Guevara, Rosa María Fernández, Miguel Ángel Navarro, Raúl Padilla López y Sonya Reynaga.
Para Helen Ladrón de Guevara, un homenaje como este permite destacar el alcance y la importancia de la profesión de bibliotecario. El trabajo de Sergio López Ruelas, comentó, enriquece el ADN de la esencia bibliotecaria. Su carrera ascendente en el campo de las bibliotecas e investigación, agregó, ha sido notable, por lo que esta distinción resulta justa, justificable y deseada. “Sergio se ha ganado el pulso y respeto de sus colegas”.
Rosa María Fernández tomó la palabra para compartir con la audiencia un breve y conciso recorrido por la trayectoria del homenajeado; con una abuela lectora que lo incitó a tomar los libros, tuvo la suerte de estar rodeado de ellos desde temprana edad. Con un total de 206 unidades de prestación de servicios de información como parte de la red de bibliotecas a su cargo, Sergio López Ruelas impulsó la promoción y gestión de dos distinciones que, a su consideración y la de otros colegas, eran necesarias: al bibliófilo y al bibliotecario. Otro de sus logros es el establecimiento de la Biblioteca Digital de la Universidad de Guadalajara, así como dar notoriedad a la red de bibliotecas de la Universidad de Guadalajara a escala nacional. “El caballero de la bibliotecología en México”, como lo llamó Rosa María Fernández, no concibe su vida sin ser bibliotecario.
“Las bibliotecas son cultura; extienden la cultura”, afirmó Sergio López Ruelas, para quien ser bibliotecario es un destino ineludible. Autoconsiderado un bibliotecario de papel, recordó aquellos tiempos en que las bibliotecas le permitieron conocer a algunos de sus autores favoritos como Truman Capote, William Faulkner, Susan Sontag, Tennessee Williams, Harper Lee y Walt Whitman. Pero fue en la Feria Internacional del Libro de Guadalajara donde descubriría su libro favorito: Nadie me verá llorar, de Cristina Rivera Garza, con quien coincide en afirmar que las bibliotecas son catedrales. “Este homenaje hace que me sienta con un compromiso renovado hacia mi universidad y a mi vocación: ser bibliotecario”, dijo en su discurso.
Para él, este homenaje es también un reconocimiento al talento, a los usuarios y a las bibliotecas: un universo fantástico que está repleto de inmensa felicidad propia. “Leer me remite a mi niñez y a la sensación de asombro”. Recibir ese reconocimiento, señaló, es algo colectivo y no algo que merece su nombre nada más: hizo mención de las personas que trabajan con él día a día, a su familia, maestros, aliados y amigos que han sido parte de este recorrido, así como también a los bibliotecarios que le antecedieron. La lectura, para él, es importante porque lo ayuda a comprender el mundo. “Las bibliotecas pueden promover entre las personas el deseo de cambiar” finalizó, para luego recibir la cálida ovación de un auditorio puesto de pie.
*FIL Guadalajara
 

La Feria Internacional del Libro de Guadalajara no sólo es cuna de charlas entre escritores consagrados, sino que se presta para ser escaparate de nuevas propuestas literarias y dar a conocer autores que, si bien no siempre son del todo nuevos, vale la oportunidad explorar más de cerca. Este año, con Portugal como Invitado de Honor, Cristina Rivera Garza fue la encargada de presentar a cuatro narradores, todos del norte del país, en una charla donde compartieron con su público fragmentos de su obra, conexiones entre vida y escritura, y experiencias que han nutrido su trabajo.
La charla abrió con una dinámica propuesta por Rivera Garza, en la que leería un fragmento sorpresa de la obra de cada uno de ellos, para que el autor pudiera hablar respecto a la conexión entre lo leído y su visión poética. El fragmento elegido en torno a la obra de Mariel Iribe Zenil tocó el tema del erotismo; la historia de una maestra que llega a una escuela privada y que, para ganar la atención de sus alumnos decide leerles Historia del ojo, de George Bataille. Desde su experiencia, contó la autora, quería encontrar la manera en que pudiera hablar de la historia de la literatura erótica en un libro que recorriera distintos títulos clásicos: “Leer algo tan fuerte, pero contado de tal manera que no fuera otra cosa que literatura”, agregó.
El fragmento elegido por Rivera Garza para ahondar en la obra de Liliana Pedroza hizo recordar a la autora los grados de violencia que le tocó vivir desde la normalidad en un estado tan duro como Chihuahua. “La memoria nos edita y nos moldea. La memoria es una ficción: la manera en que nosotros nos narramos para entendernos”, contó. Proveniente de una familia que se veía en la necesidad de viajar por muchos puntos del país, debido al trabajo de su padre, la autora ha tenido muy presente ciertas experiencias que no pudo más que retratar en su literatura.
Darío Zalapa habló respecto al fragmento elegido por Cristina Rivera Garza, una novela en torno al acoso a los periodistas durante el sexenio de Felipe Calderón y cómo para él resulta necesario hablar de la violencia que sucede y se acciona todos los días en un país donde, a su parecer, el crimen dejó de tener rostro durante ese sexenio, y donde hablar de violencia era hablar de la historia de alguien allegado o uno mismo.
“La escritura cambia conforme el lugar en el que estamos en el mundo. Los escritores deberíamos ser los más susceptibles a cambiar”, afirmó Alejandro Vázquez Ortiz, con referencia a él y su proceso creativo. Para él, es importante hablar de la violencia del narco, porque ha convertido a México en un chivo expiatorio. El punto en común entre los cuatro autores fue el presente, la violencia y sus diferentes manifestaciones. Para Darío Zalapa, “en tiempos de descomposición social, el género negro está obligado a levantar la mano”. Para Liliana Pedroza, su experiencia como fronteriza la ha llevado a ser fronteriza en muchos aspectos de la vida. Mariel Iribe Zenil de igual manera retrató el cómo ciertos acontecimientos de su infancia la marcaron de tal modo que le fue posible extrapolarlo a su obra y convertirlos en una serie de cuentos.
*FIL Guadalajara
 

Las posibilidades y los alcances de la historieta están fuera de toda discusión desde hace mucho tiempo. Las historias relatadas mediante la ilustración poseen un lenguaje propio que cobra cada día más fuerza. Por estos motivos, la Feria Internacional del Libro de Guadalajara inauguró la segunda edición del Salón del Cómic + Novela Gráfica, un espacio en el que coinciden diferentes artistas pertenecientes a esta manifestación, y que logra unir a chicos y grandes.
Marisol Schulz, directora de la FIL, se encargó de dar la bienvenida a cuatro jóvenes creativas, quienes desde la construcción de los relatos más originales dan vida a una serie de trabajos que tienen como punto en común lo cotidiano visto desde una perspectiva ácida, irreverente y siempre mordaz. María Magaña, Eva Cabrera y Lizeth Arámbula, un trío de mexicanas, en compañía de Sol Díaz, una chilena que visita por segunda ocasión esta celebración literaria, conversaron sobre la experiencia que les brinda la ilustración, una forma de comunicarse con otros pero, sobre todo, una manera de explotar sus ideas mediante el cómic.
“Se trata de un trabajo abrumador, pero en realidad doy gracias por hacerlo”, comentó Lizeth Arámbula, quien es mejor conocida en el mundo de las historietas como Lizeis. Recordó que su primera exposición fue hecha de manera muy independiente, en la casa de sus abuelos, por lo que reflexionó en la importancia de estar presente ahora en un espacio como el Salón del Cómic + Novela Gráfica: “Siempre hay una exigencia, una anécdota que, aunque no resulta ser chistosa, habla de cómo nos comportamos”, señaló. Así, Lizeis puso como ejemplo lo ocurrido con los estudiantes de cine del CAAV, a quienes dedicó una historieta.
Por su parte, Eva Cabrera, una tapatía asentada ahora en Monterrey, lugar que le ha permitido desarrollarse como una ilustradora y empresaria debido a que fundó junto con otras compañeras el estudio Boudicca Cómics, nombre inspirado en una diosa celta, según especificó, dijo que su punto de partida en este medio de expresión ocurrió gracias a su atracción por la imagen, concretamente el cine y los videojuegos. Cabrera mencionó sentirse complacida por compartir con el resto de las participantes un espacio de estas características, algo que, indicó, les permite conocer el trabajo de otras colegas.
Sol Díaz compartió que le gusta romper los estereotipos femeninos de una manera muy particular: a las mujeres las representa en sus relatos llenas de vello, o en situaciones que no las encasillan. Especificó que una de sus ideas principales es deshacerse de aquello que la mayoría considera perfecto, por lo que su búsqueda como ilustradora se centra en historias más humanas y con el elemento del día a día como una manera de divertirse, pero también de reflexión.
El Salón del Cómic + Novela Gráfica se ubicó en el Área Internacional de la FIL. La plataforma contó también con un espacio de conversación que lleva el nombre de Foro Rius. Las actividades se llevaron a cabo hasta el 2 de diciembre.
*FIL Guadalajara
 

La poesía es un motor que puede hacer de la realidad algo distinto y en constante transformación. Para el escritor mexicano José Emilio Pacheco, el oficio de escribir significó una de las formas más reveladoras de penetrar en esa realidad inquietante. A manera de homenaje por la labor incansable del autor de Las batallas en el desierto y La edad de las tinieblas, la Feria Internacional del Libro de Guadalajara, en conjunto con el Museo de Ciencias Ambientales, entregó el Premio de Literatura, Ciudad y Naturaleza José Emilio Pacheco a Santiago Acosta, joven escritor venezolano.
“Siempre había querido estar en esta Feria, y ahora que vengo en calidad de ganador e invitado, la cosa se vuelve muy luminosa”, expresó Santiago Acosta, quien ganó este Premio por el trabajo El próximo desierto, un texto de poesía del cual su autor comentó: “El calentamiento global afectará de diferente manera a los países. Pienso que este trabajo nos permite conectar con sensaciones e imágenes. El tema de la esperanza no es el que rige su contenido, sino la falta de ella, porque creo que la esperanza no es la mejor opción. Estoy convencido de que lo que en verdad hará un cambio en nuestra actitud con el medio ambiente, es el valor y la determinación”, acentuó.
Por su parte Eduardo Santana, director del Museo de Ciencias Ambientales de la Universidad de Guadalajara, señaló que el mejor concepto para definir este Premio es el de la extinción de la humanidad, pero vista desde una perspectiva crítica, desde la óptica de la poesía de José Emilio Pacheco, ya que el autor expuso principalmente en su obra la relación con las ciudades, y cómo muchas veces no sabemos convivir con ellas. “Será en las ciudades donde mayor gente sufrirá el cambio climático, un lugar donde se decidirá el futuro de la naturaleza”, puntualizó.
Cristina Pacheco, viuda del célebre escritor a quien dedican el nombre de este Premio, señaló no conocer la obra de Santiago Acosta, pero reconoció que encontró en él algo inmediato que causó conexión, especialmente porque Acosta le mostró un libro autografiado por José Emilio Pacheco. La periodista y escritora efectuó un ejercicio de imaginación en donde entrevistó al ganador, para después señalar. “El título de este trabajo es muy puntual, porque donde termina el desierto, empieza la poesía.
Carlos Beas Zárate, rector del Centro Universitario de Ciencias Biológicas y Agropecuarias (CUCBA), en representación de Miguel Ángel Navarro Navarro, rector de la Universidad de Guadalajara, entregó el Premio de Literatura, Ciudad y Naturaleza a Santiago Acosta. En la ceremonia también participaron Marisol Schulz, directora de la FIL, y María Magdalena Ruiz Mejía, secretaria de Medio Ambiente, quien aprovechó para despedirse de su gestión y agradecer a esta plataforma literaria su preocupación por la naturaleza.
*FIL Guadalajara
 

“El Premio Formentor representa un punto de encuentro en la convergencia a través de la literatura”. De esa manera describió Raúl Padilla al galardón, cuya entrega tuvo como escenario la Feria Internacional del Libro de Guadalajara.
Basilio Baltasar, presidente del Premio Formentor, tomó la palabra para dar lectura al acta del jurado —integrado por Francisco Ferrer Lerín, Andrés Ibáñez, Alberto Manguel y Aline Schulman— en la que se asienta que, por unanimidad, se decidió otorgar el Premio a Mircea Cãrtãrescu “por su poderosa habilidad narrativa, su excepcional conocimiento de la literatura universal, por expandir los límites de la ficción, su cartografía de la memoria y los giros argumentales constantes que convergen al unísono constantemente a lo largo de su obra”.
Al hacer uso de la palabra y hablar sobre su búsqueda creativa y labor como escritor, Cãrtãrescu refirió que “sólo quiero desenmascarar la realidad”. Autor de una obra rica, que parece romper con cada novela un límite más a los que había establecido en la última, se ha alejado del mundo de la poesía, pero lleva en su interior un corazón de poeta del que no puede desentenderse.
Cãrtãrescu provee al lector una lectura fértil que lo compromete, agregó Basilio Baltasar, y una prosa que fluye incansablemente en un relato que nunca se da por vencido. Visto a sí mismo al final de sus días, se imagina en un delirio metafísico que será redimido en la escena del Juicio Final frente a los grandes narradores de la literatura. “Hay autores que son capaces de expandir el terreno de lo narrable”, afirmó Enrique Redel. Para él, Mircea Cãrtãrescu es merecedor del Premio Formentor de las Letras 2018 porque expande la mente del lector a lugares insospechados, por su relación íntima con la palabra, la literatura y los libros. “Leer es lo que lo hace persona. Toda su obra está empapada de poesía”. Lo describió como se definiría a cualquier poeta: como “un instrumento de la divinidad”. Un ser humano que escribe tal como respira, y que no concibe su vida sin la literatura.
De origen humilde, proveniente de una familia que no tenía dinero suficiente para comprar libros, Mircea Cãrtãrescu era un visitante asiduo de la biblioteca; su vida estaba constituida por innumerables historias, relatos y libros que se daba a la tarea de devorar en su habitación. Arrojado a la escritura creativa, sin agentes literarios, sin relaciones públicas ni medios propios para promocionar su trabajo, el Premio Formentor resultó ser una total sorpresa para él. “Le debo todo a la literatura. Ella se ha ocupado de mi educación moral y religiosa, a través de sus filtros he contemplado, a lo largo de toda la vida, el espectáculo del mundo”, afirmó el rumano en su discurso de aceptación “El lápiz de carpintero”.
Antecedido por sus maestros, quienes lo acompañan y están presentes en cada uno de sus textos, expresó que para él existe un ángel, el ángel de escayola de la poesía, presente para él a donde quiera que vea, y el cual flotará siempre sobre cada una de las personas.
 
*FIL Guadalajara