El pasado 15 de noviembre se llevó a cabo el IX Encuentro de Bibliotecarios “La biblioteca y la construcción de comunidades lectoras”, donde la escritora y pedagoga argentina María Emilia López reflexionó sobre la importancia de formar lectores en espacios vivos donde se fomente la experiencia colectiva.
La conferencia magistral abrió el encuentro, que es iniciativa de la Cámara Nacional de la Industria Editorial Mexicana (CANIEM) con el apoyo logístico de la Secretaría de Cultura del Gobierno de la República (SC), a través de la Dirección General de Publicaciones (DGP) y la Feria Internacional del Libro Infantil y Juvenil (FILIJ)
La especialista planteó a la biblioteca como un espacio que más allá de ser un depósito de libros para su consulta, debe ser concebido como un punto de convergencia para el fomento a la lectura.
Durante la ponencia, titulada “¿Cómo construimos comunidad lectora desde la biblioteca?”, hizo especial énfasis en la tarea fundamental de los bibliotecarios para incentivar la interacción y el dinamismo en el goce de las letras, a fin de ir conformando, poco a poco, círculos de lectores o lectores autónomos en las distintas comunidades, sean éstas urbanas o rurales.
Para la especialista en literatura infantil y en primera infancia, quien trabaja en proyectos de lectura y bibliotecas, éstas tienen actualmente dos grandes funciones: “la primera es proteger al lenguaje poético oral de su extinción, pues creo que vivimos momentos muy complejos para el lenguaje humano y por el otro garantizar los vínculos humanos donde circule la palabra poética, donde circule la información, donde circule la literatura, como un modo de protección cíclica y como un modo de seguir siendo como humanos capaces de construir realidades a través de la ficción”, refirió la dos veces directora del Diplomado anual “Arte, juego y lectura en la primera infancia”, en la Biblioteca Vasconcelos.
María Emilia López, quien ha asesorado diversos programas de política pública dirigidos a la primera infancia y a la gestión cultural en México, Colombia y Brasil, y actualmente es consultora del Centro Regional para el Fomento del Libro en América Latina y el Caribe, en temas de infancia y cultura, destacó que más allá de las estadísticas, “hay que seguir trabajando muchísimo en relación con lo colectivo, en las bibliotecas y en todos los espacios culturales, y en ese sentido la biblioteca es privilegiada”.
Cabe señalar que, desde hace casi una década, la CANIEM organiza el Encuentro de Bibliotecarios, que es ya una actividad tradicional en la feria, con la idea de que los bibliotecarios escolares que la visiten se enteren de las nuevas pedagogías y herramientas que tienen para acercarse a sus posibles lectores, y de que puedan conocer toda la oferta editorial que hay alrededor del mundo infantil y juvenil.
Por otra parte, el 16 de noviembre se realizó el XI Encuentro de Nacional de Libreros-Editores, teniendo una participación activa e importante de este sector relevante de la industria editorial.
 
*Con información de la Secretaría de Cultura