Un tráfico poco usual en la carretera Pachuca-Tulancingo se hacía más visible a la altura de la Ciudad del Conocimiento de la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo (UAEH), era el 1 de septiembre, pero también es el último de la Feria Universitaria del Libro (FUL), en su edición 32.
Todos van al cierre de la fiesta de las letras, todos van a ver el concierto que la orquesta sinfónica de la máxima casa de estudios de la entidad (OSUAEH) ofrecerá con el Tributo al Sol, Luis Miguel.
Dentro del polifórum Carlos Martínez Balmori, la feria continuaba recibiendo visitas, la ciudadanía responde al llamado de los libros, los asistentes compran algunos, ven otros, se mueven de módulo en módulo mientras otra parte ocupan su asiento en las gradas del recinto universitario, el calor se percibe en medio de la primera, segunda y tercera llamada.
Para las 18 horas, el lugar estaba a punto de llenarse por completo y la ceremonia de clausura, encabezada por el rector Adolfo Pontigo Loyola, inició con numerología: “192 mil asistentes”, palabras de agradecimiento y logros de esta edición; las autoridades toman lugar en las sillas desplegadas frente al escenario y los gritos inundan de pronto el polifórum cuando se da la bienvenida a la orquesta y a su director, Gaétan Kuchta.
Las notas del tema “Suave” dan la pauta para que la velada comience, en una versión instrumental donde los 80 músicos toman el escenario por completo y son premiados con el aplauso del público.
Toca el turno de hacer su entrada triunfal a Rodrigo Stradha, cantante que ya ha estado con la OSUAEH, y que confiado sube al escenario para interpretar “Inolvidable”, calentando así los ánimos de una audiencia que canta y aplaude al final de cada pieza.
El romanticismo se apodera del concierto con los temas “Por debajo de la mesa” y “O tú o ninguna” y las personas corean emocionadas “La incondicional” y “Tengo todo excepto a ti”, sin olvidar recompensar a los músicos con el más caluroso de los aplausos.
Luego, al más puro estilo mexicano, llegaron los temas “Échame a mí la culpa”, “La bikina”, “Si nos dejan” y “La media vuelta”, todas coreadas por la audiencia con mucho sentimiento, mismo que continuó con “Entrégate”, éxito de la década de 1990 del Sol.
Ya en la recta final de la velada, Rodrigo Stradha hizo cantar de nuevo a todo el público con “Amor, amor, amor”; pero la canción que reventó el recinto fue “Culpable o no”, luces de celulares prendieron gradas, iluminando el polifórum al ritmo del éxito de Luis Miguel.
De nuevo, el ritmo del mariachi sonó en el foro artístico con “El balajú”, en una casi despedida del escenario por parte de Stradha que regresó ante el clamor del público que quería más música.
El estilo ochentero de Luismi volvió a ser coreado y bailado por la audiencia cuando “Ahora te puedes marchar”, “Cuando calienta el Sol” y “La chica del bikini azul” prendieron a la multitud que no se quería marchar.
Finalmente, la orquesta complació a la audiencia con una canción más, no fue de Luis Miguel, pues trajeron a “La chica de humo” de Emmanuel al escenario de la FUL en una velada que cerró el capítulo 32 de la feria de todos, dando la bienvenida a Rusia y a la edición de 2020, la número 33.
El estelar fue Rodrigo Stradha, quien ya había participado con la orquesta, e interpretó temas como “Inolvidable” y calentó los ánimos de la audiencia que cantó y aplaudió al final de cada pieza. “La chica de humo”, de Emmanuel, cerró el capítulo de este año para dar la bienvenida a la edición de 2020.
*El independiente de Hidalgo / Sandra Franco
https://www.elindependientedehidalgo.com.mx/cierran-actividades-al-estilo-del-sol-y-la-osuaeh/