7_Clausura FILIJ.jpg

 

  • La ilustradora jalisciense Cecilia Rébora será la embajadora del encuentro librero en 2018
  • Se prevé una cifra de visitantes mayor que la del año pasado al Parque Bicentenario

Hasta el mediodía del domingo 19 de noviembre, habían acudido a la 37 Feria Internacional del Libro Infantil y Juvenil (FILIJ), en el Parque Bicentenario, 351 mil 144 visitantes y se prevé que la cifra rebase a la clausura el aforo de 422 mil, del año pasado.

Así lo anunció en conferencia de prensa, Marina Núñez, directora general de Publicaciones de la Secretaría de Cultura, quien asimismo dio a conocer que la ilustradora jalisciense Cecilia Rébora (Guadalajara, 1973), tomará la estafeta que deja la poeta María Baranda, para ser la embajadora FILIJ en 2018.

“Hasta el momento son buenas cifras pero debemos entender que esto no debe predisponer la existencia de espacios como éste. Estos espacios hay que conservarlos porque el objetivo que tenemos es la formación de públicos lectores que derivarán en la formación de consumidores de productos culturales, en este caso, el libro”.

La funcionaria aseguró que en esta edición, la gran mayoría de los asistentes fueron familias y ciudadanos en general, lo cual habla de la gran acogida que ha tenido como sede el Parque Bicentenario.

Aunque reconoció que las visitas escolares sufrieron una reducción respecto al planteamiento inicial como consecuencia de los sismos ocurridos en septiembre pasado, Marina Núñez aseguró que por primera vez se contó con la presencia de grupos de escuelas de otros estados como Guerrero, Oaxaca y en el caso del Estado de México, se duplicaron las visitas.
“La Feria ha tenido tres ejes temáticos que han sido migración, poesía y lenguas indígenas y hay una cuarta que tuvo que ver con la reconstrucción de todos aquellos que sufrimos los sismos. Hubo programación para curar y reconstruirse dirigida a todas las edades y tratamos de que el tema también se trabajara aprovechando la gran nobleza de la propia Feria”.
Núñez señaló que a lo largo de la Feria se inauguraron tres jornadas: la del libro informativo para niños y jóvenes; una jornada de poesía infantil, al ser la embajadora de este año la poeta María Baranda y una jornada de traductores.

“Con todo esto pretendemos dar un espacio a los otros eslabones de la cadena del libro que no se habían podido manifestar en la FILIJ. Lo que se pretende es la profesionalización de los que trabajan alrededor del libro porque eso ha provocado que los productos mexicanos salgan con mayor calidad”.

En cuanto al área de profesionales, Núñez comentó que esta vez se tuvieron que mover las actividades fuera del Parque Bicentenario, a la Biblioteca Vasconcelos y un salón del Museo Nacional de Antropología e Historia.

Sin embargo, la programación no se redujo y la participación fue similar en número al año pasado con más de mil asistentes en 48 actividades (18 más que el año pasado).
Marina Núñez adelantó que en el 2018 se llevará a cabo el Seminario Internacional de Ilustración y se celebrarán los 20 años del Seminario Internacional de Fomento a la Lectura.
Por su parte, Paola Morán Leyva, directora de la FILIJ, dijo que el número de sellos editoriales se incrementó y se contó con mil 68 sellos, 145 expositores y 51,381 títulos expuestos.
“Fueron 2641 actividades artísticas y culturales, incluyendo presentaciones editoriales; hemos tenido funciones de cuentacuentos y poesía, algunas bilingües en náhuatl, purépecha, zapoteco, totonaco y mazateco”.

De acuerdo con la directora de la FILIJ, contaron con la visita de narradores orales y poetas de España (país invitado), África, Colombia, Costa Rica, Guatemala, Chile y de estados como Baja California (estado invitado), Chihuahua, Estado de México, Guerrero, Oaxaca, Puebla, Sinaloa y Sonora.

Anunció que en las dos bebetecas instaladas acudieron más de cinco mil personas, mientras que a los talleres infantiles casi 14 mil; 5 mil en los talleres juveniles y 12,725 en los cuentódromos, los cuales han sido muy bien recibidos.

“Espacios como Café y letras y cuentos sin fin han recibido más de 10 mil personas, mientras que el Foro de madera, el cual ha albergado actividades escénicas, presentaciones editoriales y música ha contado con casi 20 mil asistentes. La carpa geodésica, espacio para actividades escénicas o proyecciones audiovisuales, ha recibido a 10 mil personas y el Cinema móvil, a tres mil personas”.

Paola Morán Leyva comentó que este año se redujeron los espacios de música en donde se tuvo la asistencia de 16,830 personas y, por otro lado, se organizaron actividades especiales como los títeres de Indonesia, el Dragón Chino y batucada de Brasil.

La clausura oficial de la 37 FILIJ se efectuó este lunes 20 de noviembre a las 17:00 horas, en la cual se dio a conocer que será el país y el estado invitado de la edición 2018. Durante el mismo evento se entregaron los Premios Nacionales de Fomento a la Lectura.