“Nadie del sector cultural se está muriendo de hambre ni es pobre y no es momento para pedir dinero al gobierno”, fueron las declaraciones de la diputada María de los Ángeles Huerta del Río, que calaron hondo en el sector cultural en el país.
Por esto, Carlos Anaya Rosique, presidente ejecutivo de la Coalición por el Acceso Legal a la Cultura (CALC), lamentó dichas declaraciones.
“Las declaraciones hechas por la diputada no ayudan en nada a la construcción de comunidad. No juzgamos su afiliación política, sino su desconocimiento de la estructura social y de un sector tan importante como el de la cultura”, dijo Anaya Rosique.
La CALC se estableció hace 10 años, es una asociación civil sin fines de lucro que representa a los sectores culturales y creativos de México y busca promover y defender los derechos de autor y conexos.
“Ante la contingencia derivada del Covid-19, el sector cultural y artístico fue uno de los primeros en tomar medidas para evitar la propagación del virus al cancelar sus temporadas teatrales, exposiciones, presentaciones de libros, entre otras acciones que implican afectaciones a la difusión de nuestras expresiones y producción cultural, así como a la actividad de las industrias culturales”, agregó.
Carlos Anaya Rosique, finalizó con “confiamos en que sus expresiones hayan sido producto de una mala información y no criterios establecidos para la toma de decisiones que como representante social debe tener: inclusión”.
La asociación que agrupa a la Sociedad de Autores y Compositores, la Asociación Productora de Fonogramas y Sociedad General de Escritores, entre los más de 30 organismos de la industria del disco, el cine y editorial.
“No somos pobres”
Un grupo de artistas y miembros de la comunidad subió a YouTube un video donde exigen que el gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador, contemple el arte y la cultura, como una prioridad para la unidad social comunitaria y la reactivación económica del país.
Además, recriminan las palabras de la diputada de Morena María de los Ángeles Huerta del Río.
“Nadie del gremio artístico es pobre o está muriendo de hambre. En efecto no lo somos, pues es nuestra mística y objetivo, el tomar como riqueza la felicidad que nos ofrece nuestra profesión y el granito de arena que ésta aporta al crecimiento  humano”.
Añaden que, “nosotros tenemos uno de los empleos más seguros de México: seguro no tendremos contrato, seguro no tendremos seguro, seguro no nos pagan a tiempo, seguro no tendremos un nuevo empleo hasta que nuestro perfil aplique, seguro, seguro, seguro….”.
Y le envían un mensaje claro:  Señora diputada, el gremio artístico, somos miles; no sólo los que usted ve en su televisión:
“Artista soy yo, actor, escenógrafo, coreógrafo, técnico de audio, tramoyista, vestuarista, peinadora, productor, pintor, poeta, escultor, cineasta, camarógrafo, sonidista, animador, compositor, locutor, ilusionista, acróbata, actor de doblaje, conductor, taquillero, acomodador, director de arte, stunts, utileros, choferes, dramaturgo, director, iluminador, maquillista, fotógrafo, casa de casting, programador, guionista, clown, efectos especiales, servicio de limpieza, bailarín, músico, cantante, asistente de dirección, malabarista, representante etc, etc. Nosotros somos cultura. Nosotros hacemos cultura. Nosotros somos un bien de la nación Y usted juró protegernos”.
 
Vicente Gutiérrez / El Economista / https://www.eleconomista.com.mx/arteseideas/Declaraciones-de-la-diputada-de-Morena-lastiman-al-sector-cultural-20200420-0125.html