Libro resiste

De acuerdo con datos proporcionados por Paula Corroto, el 2017 mostró que el papel resiste dado que la venta de ebooks sólo representó el 5.1% de todo el sector, es decir, unos 115 millones de euros de los 2,317.2 millones de euros que movió la industria en 2016, según datos oficiales de la Federación del Gremio de Editores de España (FGEE). Al respecto, su director ejecutivo, Antonio María Ávila, indicó que “ha habido un cansancio digital. En el mercado norteamericano, que es donde más había crecido, se ha desplomado. En España sigue creciendo, pero poco”, quien agregó que “el papel resiste porque es muy difícil encontrar algo tan cómodo para leer. Es un tipo de lectura distinta que no te cansa tanto como la pantalla”.

Además del parón digital, el año pasado finalizó con optimismo entre los editores por la recuperación de las cifras de ventas. En el informe presentado en el mes de julio, la FGEE destacaba el aumento del 2.7% en la facturación de 2016 con respecto a 2015.

Son datos que también han contabilizado los libreros, que han visto cómo los lectores han regresado a las librerías. La estimación para 2018 es que continúe esta senda alcista. “Sabemos que la exportación va a ir bien con un crecimiento medio del 4%. Va a ser un buen año, y en el mercado interior también”, apuntó Ávila.

* Con información de Paula Corroto / elpais.com