Mientras el sector del libro en España reclama al gobierno medidas para paliar las dificultades económicas que enfrentará el sector debido a la crisis del coronavirus, en Francia el ministro de cultura anunció que el Centro Nacional del Libro recibirá un fondo de emergencia de 5 millones de euros para hacer frente a las dificultades inmediatas que enfrenta el sector.
“Esta crisis sanitaria sin precedentes que afecta a nuestro país está golpeando duramente a los actores culturales. Debemos hacer todo lo posible para asegurar su supervivencia. Lo que está en juego es el futuro mismo de nuestro modelo cultural", dijo el Ministro de Cultura francés Franck Riester, presentando las primeras medidas de apoyo al sector cultural ayer, miércoles 18 de marzo. “Es urgente responder al riesgo de desaparición de las estructuras culturales, especialmente las más frágiles. También es crucial remediar las consecuencias de la situación en los trabajadores intermitentes y los artistas-autores que están en el centro de nuestro modelo de diversidad cultural”, añadió el ministro.
Para la industria del libro, el Centro Nacional del Libro (CNL) ha establecido un plan de emergencia con un presupuesto inicial de 5 millones de euros para responder a las dificultades inmediatas de los editores, autores y libreros. Las subvenciones pagadas por el CNL a los eventos literarios cancelados por razones sanitarias serán conservadas para ayudarles a cubrir los gastos ya incurridos. En este contexto, se prestará especial atención a la remuneración de los autores que hayan tenido que participar en esos actos. El CNL también ampliará los plazos de los préstamos a libreros y editores.
Por su parte, el Instituto para la Financiación del Cine y las Industrias Culturales (IFCIC) adaptará sus acuerdos para apoyar las industrias culturales y creativas. Por ejemplo, concederá un período de gracia de tres meses para el reembolso sistemático del capital considerado por el contexto de la epidemia.
* Con información de publishnews.es