Encuesta de Lectura en Colombia

A pocos meses de cerrar el ciclo de gobierno, el Ministerio de Cultura, encabezado por la ministra Mariana Garcés, presentó los resultados de la Encuesta Nacional de Lectura 2017 en Colombia. Una medición realizada por primera vez en el país, que identifica los hábitos de lectura y escritura de todos los colombianos. Lo que diferencia a este estudio de los presentados en años anteriores por el Departamento Administrativo Nacional de Estadística (DANE) de Colombia, y por otros países como México, Chile y Argentina, es que sus cifras abarcan a toda la población, tanto urbana como rural, lectores o no, mayores y menores de cinco años. De esta manera, se obtuvo un panorama más amplio sobre el impacto de las políticas públicas implementadas para el desarrollo de la lectura.

Las cifras generales arrojan los promedios de libros leídos por personas mayores de 5 años en los últimos 12 meses y toman como muestra únicamente a la población lectora: el total nacional es de 5.1; sólo en las cabeceras municipales esa variable es de 5.4 y en los centros poblados y rurales dispersos es de 4.2. El total en las 32 ciudades capitales es de 5.8.

Los resultados son alentadores, pero tienen muchos matices. Al evaluar el número de libros leídos por año sólo en las cabeceras municipales e incluyendo a toda la población, se muestra que de 1.9 en 2012 (según la encuesta del DANE), se pasó a un 2.9 en 2017 (según la Encuesta Nacional de Lectura). Esta es la única cifra comparable entre ambas mediciones. Y si se toma la muestra sólo de la población lectora de esas cabeceras, el promedio varía de un 4.1 a un 5.4 en los mismos años.

Uno de los resultados más favorables del informe es la medición que contempla sólo las zonas urbanas del país (todas las cabeceras municipales y las 32 ciudades capitales). Bajo este criterio y con un índice de lectura del 3.1% Colombia se ubica por encima de países como Argentina (2.9%), Chile (2.9%) y México (1.7%).

De igual manera, el rigor de la encuesta permitió determinar cuáles son las ciudades con mayor cantidad de libros leídos por año: Medellín, con un promedio de 6.8, Bogotá con 6.6 y Tunja con 6.5. Las últimas en esta lista son Inírida y Mocoa con 3.6 y Mitú con 3.3. A propósito de los resultados y la encuesta, la ministra de cultura aseguró que “de aquí en adelante el país ya tiene una herramienta que le permitirá construir a futuro políticas públicas para seguir incrementando las cifras de lectura”.

El reto de los nuevos formatos
Para el Ministerio de Cultura, la incursión de los nuevos formatos no es un impedimento para promover la lectura, sino que representa una cantidad de posibilidades para acercarse a ella. Por eso han trabajado con fuerza la campaña “Lee lo que quieras, pero lee”, una iniciativa para ampliar el concepto de lectura y promover los hábitos alrededor de ella.

La encuesta, entonces, se preocupó por responder a la pregunta de los formatos que leen los colombianos. Los resultados dicen que el consumo del impreso se mantiene vigente con una cifra del 82.0%. Y de una manera más precisa, se identificó un 51.7% que lee libros, 48.0% periódicos y 32.2% revistas. En cuanto a los soportes digitales, 64.0% leen redes sociales, 39.9% correos electrónicos, 38.6% páginas web y 15.7% libros digitales. En total, el 70.4% de la población participa de una lectura digital.

Estas cifras se corresponden con una inversión importante por parte del Ministerio de Cultura, que destinó, más de 680 mil millones de pesos a promover el Plan Nacional de Lectura y Escritura, que empezó en 2010 y tiene como objetivo fomentar el desarrollo de las competencias comunicativas mediante el mejoramiento de los niveles de lectura y escritura.

Presencia educativa
Para aplicar políticas públicas integrales que fomentaran el incremento de los índices de lectura, el gobierno le apostó a la educación y a la infraestructura. Más de 1,400 bibliotecas dotadas con libros y tecnología por todo el país, aplicaciones digitales con libros y actividades disponibles para niños y adultos (como Maguaré, MaguaRED, la Biblioteca Básica de Cultura Colombiana y Lee más) y un plan de lectura que circula dentro y fuera del país, son algunas de las estrategias que han permitido obtener las cifras de esta encuesta.

De igual manera, se capacitaron a más de 93 mil docentes y a 1,510 bibliotecarios para la apropiación de uso de las tecnologías. 90.2% de las bibliotecas públicas están conectadas a internet (por medio de un proyecto articulado con MinTIC), y 20 nuevas bibliotecas llegaron hasta las zonas veredales establecidas tras la firma de los acuerdos de paz. “Las bibliotecas y la cultura están tejiendo todos los lazos que la violencia había roto”, explicó Consuelo Gaitán, directora de la Biblioteca Nacional, quien también aboga por una continuidad en el trabajo articulado con las regiones.

En la presentación de los resultados, que tuvo lugar el pasado 5 de abril, en la Biblioteca Nacional, el director del DANE, Mauricio Perfetti, explicó la metodología de la encuesta: se realizó durante septiembre, octubre y noviembre de 2017 con 33,995 hogares en el país y 108,383 personas. Y fue el resultado de una alianza entre los Ministerios de Cultura y las TIC, las Secretarías de Cultura de Bogotá, Medellín, Cali y Barranquilla y contó con asesoría del Centro Regional para el fomento del Libro en América Latina y el Caribe (CERLALC).

* Con información de semana.com