Premio Alfaguara

La forma de escribir en los ámbitos criminalísticos, el lenguaje de los ministerios públicos es la antítesis de la literatura.

Sin embargo, Jorge Volpi se embarcó en el proyecto de desmenuzar un expediente policiaco para contar, a partir de él, una historia de no ficción, la de Florence Cassez e Israel Vallarta, obra que le ha merecido el Premio Alfaguara de Novela 2018.

Luego de tres años de trabajo, de revisar el expediente judicial y entrevistar a los involucrados -acusados de secuestro en un caso altamente mediático y polémico al revelarse que su detención, transmitida en vivo, fue un montaje televisivo- surgió Una novela criminal, "Es una novela sin ficción. Es algo muy distinto a lo que había hecho en otros momentos", referiría Volpi en entrevista luego de darse a conocer el fallo del jurado, y que además revela un actuar turbio en la impartición de justicia en México.

"Retrata, justamente a través del caso de Florence Cassez y de Israel Vallarta, una parte lamentablemente oscura de la vida judicial y policiaca en México", dice el escritor.

A Volpi le interesa que el libro pueda eventualmente influir en el proceso que aún está abierto contra Vallarta, quien lleva 11 años preso sin sentencia, y otros de sus familiares, mientras que Cassez, su novia francesa, quedó libre en 2013 tras una resolución de la Suprema Corte, y luego de severas presiones del Gobierno de su país, encabezado por Nicolás Sarkozy.
El escritor, entonces, apoyó la postura.

"No hay duda que la sentencia aboga por la presunción de inocencia y el seguimiento del debido proceso.
Si eso se aplicó a Cassez, debería aplicar para Vallarta", señaló en una conferencia de prensa formal Jorge Volpi, e inmediatamente ahondaría: "Hay una decisión del Estado mexicano por destruir a una familia mexicana, la familia Vallarta".

Debido a las lagunas del expediente, el escritor se vio orillado a sacar conjeturas para completar la narración.

"No se sabe cuándo empezó el montaje, qué pasó exactamente el 9 de diciembre de 2005, el día de la detención. Genaro García Luna (entonces Secretario de Seguridad Pública) y Felipe Calderón (Presidente de México) se empeñaron en probar la existencia de Los Zodiaco (la banda que, según se dijo, lideraba Vallarta en complicidad con Cassez)".

El escritor recordó que la percepción en México es que ambos eran culpables; el 70 por ciento lo creyó para Cassez, y el 90 por ciento para Vallarla.

"El libro deja en claro que esas no son las probabilidades. Son mucho más bajas".

Sin embargo, es claro al reiterar que los lectores son los que deberán sacar sus propias conclusiones.

El escritor mexicano, nacido en 1968, dijo que siempre le ha interesado cruzar límites entre géneros y aventurarse con estilos que no conoce, en este caso el periodístico, y el policiaco.

Volpi combinó los estilos de Truman Capote y Norman Mailer, clásicos de los géneros, quienes intentaron no involucrarse en sus historias, y los de Javier Cercas y Emmanuel Carrere, que, por su parte, prefirieron escribir en primera persona.

La suma del premio, dotado con 175 mil dólares, lo quiere destinar, según adelantó, para contribuir, aunque aún no sabe cómo, a cambiar el sistema de justicia mexicano, y a defender mejor a los que menos oportunidades tienen.

Además, el también director de Difusión Cultural de la UNAM, dijo que este premio, el tercero que recae en un mexicano, y cuyo jurado presidió Fernando Savater, fue sorpresivo, y le ayudará a cumplir un propósito: "Este año cumplo 50 y, como regala, decidí no escribir durante el 2018".

Pero, en las librerías no estará ausente. Una novela criminal saldrá a la venta el próximo 15 de marzo.

*Periódico Reforma