caniem

Ante la inminente participación de Amazon en la comercialización de contenidos editoriales, se llevó a cabo una reunión en la que participaron editores, autoridades de cultura, libreros y distribuidores para analizar las posibles afectacio-nes a la cadena productiva del libro.

Participaron en el acto José Ignacio Echeverría, presidente de la CANIEM; Ricardo Cayuela, director general de Publicaciones del CONACULTA; Rodrigo  Pérez Porrúa, presidente de la Asociación del Libreros Mexicanos; Marina Núñez, responsable del proyecto Libros México del CONACULTA; y Julio Trujillo,  director editorial de la DGP.

Ricardo Cayuela celebró que a partir del 16 de junio, Amazon inicia operaciones en México. Aseguró que es un orgullo que la empresa más importante del mundo en la distribución de contenidos culturales tenga una filial en México. Además de darles una calurosa bienvenida dijo que en público y en privado Amazon ha asegurado que respetará íntegramente la Ley del Libro, “lo que nos llena de tranquilidad porque es una empresa con una política muy agresiva en los países donde no hay Ley del Libro, de descuentos muy grandes para sus clientes, sin preocuparse por la cadena de valor del libro. Afortunadamente en México existe la legislación. El problema es que la Ley establece que la forma como queda registrado el precio de venta es a través del sistema que tiene el CONACULTA, y Amazon entra todos los días al sistema y revisa qué libros están registrados y cuáles no y evidentemente los que no estén registrados quedan exentos de la Ley del Libro”.

Cayuela alertó que los libros que no estén registrados en el sistema, se pueden vender al precio que Amazon establezca con los editores o al precio que establezca con otros distribuidores. Entonces puede haber libros en las cadenas tradicionales y en otro precio en red de Amazon. La idea de la reunión –comentó Cayuela– es que aliente a los editores a realizar el registro de los catálogos de los editores de una manera rápida y fácil, de tal manera que estén listos antes del 16 de junio.

Por su parte, Marina Núñez dio una explicación de cómo funciona el portal Libros México y la facilidad que representa para hacer los registros del precio único. Se refirió a Amazon como un negocio que lleva la delantera en la comercialización de contenidos culturales.

“Amazon es un negocio que ha demostrado que puede cerrar mercados. Tenemos el ejemplo de mercados que considerábamos tan fuertes como el español. Parece que Amazon actúa igual, pero no es así. Actúa de acuerdo al mercado y al espacio en el que se mueve. No estoy diciendo que no hay que negociar con Amazon. Al contrario, es un espacio que hay que aprovechar para incluir nuestros títulos; es el espacio más grande y que mayor movilidad tiene para libros; pero hay que tener mucho cuidado con los tratos que se hacen con ellos. No perdamos de vista que el punto final a donde lleva Amazon es a tomar control sobre los precios de los libros. Esto es como un monopolio a la inversa, donde el demandante es el que se vuelve el dueño de todo; si hay un solo demandante, este fija el precio. Con eso hay que tener mucho cuidado, porque puede ser la muerte del mercado editorial”.

La funcionaria del CONACULTA hizo varias sugerencias para afrontar la entrada al mercado de Amazon. Una es aprovechar lo que brinda la Ley. La primera defensa en el precio único del libro. Para esto “hemos implementado un nuevo sistema de registro –que ya unimos al Sistema de Registro del Precio Único de Venta del Libro (SPL)– que es Libros México. Es una plataforma robusta, que soporta muchos registros y que tiene la ventaja de que no se cae, como el SPL”.

Marina explicó a los editores y libreros el funcionamiento de: www.librosmexico.mx, lo amable del sistema y la facilidad que representa el registro de catálogos completos. Lo único que tiene que hacer el editor es permitir que sus registros se vinculen con el SPL. Más adelante, confirmó la funcionaria, Libros México sustituirá definitivamente al Sistema de Precio Único.