1_francfort

En entrevista con la agencia EFE, Carlos Anaya Rosique, presidente de la Cámara Nacional de la Industria Editorial Mexicana, manifestó que este año en la Feria del Libro de Fráncfort México se concentra en mostrar su producción editorial universitaria, pero también en promover la literatura realista sobre lo que sucede en el país, cuyos autores en ocasiones se juegan la vida por desvelar los entresijos del crimen organizado.

Anaya Rosique, destacó que actualmente en el país "hay una literatura muy realista, que está hablando de lo que sucede, de la violencia y de la esperanza que pudiera haber. Esa es una literatura que insistimos con las grandes empresas editoriales que la difundan y que negocien sus derechos", señaló Anaya, y destacó a escritores como Diego Enrique Osorno o Élmer Mendoza que, "con la excusa de la novela negra, hablan de lo que sucede en el crimen organizado".

"De la connivencia entre autoridades y narcotráfico, de la violencia que se ejerce sobre la sociedad en todos los sentidos. La verdad es que arriesgan la vida porque cuentan cosas que de otro modo no se dicen", aseguró.

Carlos Anaya, quien coordina la presencia del país en la Feria de Fráncfort con 22 sellos, señaló que se trata de una literatura que "no es pasajera" sino "de vida, de lo que hoy está sucediendo" y que está teniendo buena demanda de compra de derechos para su traducción y publicación en otras lenguas y países. Por ejemplo, Mendoza –Premio Nacional de Literatura José Fuentes Mares con El amante de Janis Joplin, catedrático de literatura medieval y miembro de la Academia Mexicana de la Lengua– ya estuvo el año pasado en la feria e impartió una conferencia en Berlín.

Anaya también destacó el caso del escritor, periodista y activista sindical hispano-mexicano Paco Ignacio Taibo II, que con su novela negra e histórica ha logrado ser traducido ya a cerca de 30 idiomas. "La única seguridad que tienen es la que ellos se puedan procurar, no tienen ningún paracaídas, nada que los proteja", recalcó.

En general, destacó que México cuenta en la actualidad con "una literatura muy vasta, muy amplia" que hay que promover, al margen de los grandes clásicos como Octavio Paz o Juan Rulfo, de quien la feria alemana conmemoró el centenario de su nacimiento con un coloquio sobre su obra el jueves 12. Entre otros muchos autores, además de los citados, resaltó nombres como los de Juan Villoro, Jorge Volpi, Elena Poniatowska o el poeta y académico Jaime Labastida.

El pasado año, explicó, se dio por ejemplo un "boom" de Canek Sánchez Guevara, nieto del Che Guevara, fallecido en 2015 a la misma edad que su abuelo (40 años) y de quien se vendieron derechos a ocho idiomas distintos.

El directivo editorial explicó que México compra derechos especialmente de literatura infantil y juvenil y también de libros científicos y técnicos. Respecto a las ventas, además de la ficción, la Universidad de Sinaloa logró, por ejemplo, el año pasado en vender en Fráncfort los derechos al alemán y al inglés de libros académicos, indicó.
 
* Con información de EFE