En días pasados, el presidente de la Cámara Nacional de la Industria Editorial Mexicana, Carlos Anaya Rosique, y el presidente del INDELI, Arturo Ahmed Romero, firmaron un convenio a través del cual ambas instituciones se comprometen a trabar conjuntamente en un programa de apoyo para realizar diplomados, seminarios y cursos, destinados a la formación profesional en el campo de la organización y administración de librerías y el comercio del libro.

Esta iniciativa es única en América Latina y constituye un avance fundamental para los objetivos de la industria editorial. Este esfuerzo se suma a la conformación del nuevo Centro de Innovación, Formación Profesional y Desarrollo Tecnológico de la Industria Editorial que recientemente puso en marcha la CANIEM, y que busca convertirse en un punto de convergencia de todos los sectores que componen a la industria.

Uno de los objetivos primordiales de la Cámara Nacional de la Industria Editorial Mexicana (CANIEM), a través de este Centro de Formación, es la capacitación profesional de los integrantes de la red de valor del libro y las publicaciones periódicas. Ante la perspectiva de un mercado cada vez más competido, donde a cada momento se suman nuevos jugadores y tecnologías, la única opción es la preparación y actualización de todas las áreas del sector.

Una de las vertientes que más requiere de atención en cuanto a formación profesional es el de las librerías y sus trabajadores. Los bajos niveles de lectura, sumados a la falta de incentivos y la casi nula capacitación, constituyen un escenario que propicia que cada día se reduzca el número de librerías en México. Lo paradójico es que justamente este punto es donde se centra el mayor
número de ventas de libros en el país. La disyuntiva es alentar al sector librero con programas de formación profesional que los prepare para los retos del presente y ayude a crecer en corto plazo.

De acuerdo a cifras de la Coordinación de Información Estadística de la CANIEM, en librerías se facturó 38% del total de ventas en 2015. Y en cuanto a número de ejemplares, en el mismo, se vendió 24.5%. La importancia de este canal de venta es fundamental para industria editorial.

Esta es la razón del convenio que firmaron la CANIEM y el Instituto de Desarrollo Profesional para Libreros (INDELI), única institución en México dedicada a la capacitación de todos los eslabones que conforman el sector de librerías. El INDELI se dedica, entre otras actividades, a la realización de seminarios, grupos de estudio, conferencias, mesas redondas, simposios, congresos, y cursos de información o formación de personas dedicadas a la venta de libros.