A raíz de la contingencia sanitaria por el Covid-19, vemos que escritores, editores, mediadores, docentes, bibliotecarios, librerías y muchos otros programan charlas, talleres, conferencias e incluso presentaciones de libro online. A pesar de que muchos actores de la cadena del libro están seriamente consternados por la situación del mundo editorial frente a la pandemia, lo cierto es que la lectura se está convirtiendo en una de las actividades más prolíficas o, al menos, eso lo demuestran algunos estudios y encuestas que se están publicando y que obligan a replantearse o redimensionar la crisis editorial que está desencadenando esta pandemia (Uvejota).
La Fundación Germán Sánchez Ruipérez analizó los datos de los primeros estudios sobre comportamiento lector y consumo cultural durante la cuarentena, que demuestran que el número de lectores frecuentes se incrementó durante este periodo de encierro. La lectura en tiempos de pandemia es la novena actividad a la que se le dedica tiempo en España. A nivel mundial la lectura de libros y audiolibros es la tercer actividad (34%) superada sólo por el uso de aplicaciones de mensajería (46%) y hablar por teléfono (30%). Acá pueden ver el informe.
ExLibric, el servicio español de edición bajo demanda publicó los resultados de la encuesta online en la que participaron más de dos mil lectores. Los encuestados aumentaron un 63.8% sus prácticas lectoras durante este tiempo de confinamiento, de hecho el 96% considera que los libros son esenciales para llevar este encierro. El 56.29% declaró estar leyendo diariamente. Mientras que el 69.9% lee un promedio de tres horas diarias.
La Federación de Gremios de Editores de España también realizó un estudio en el que se refleja que el índice de lectura de España subió un 4% durante el confinamiento. El estudio señala un incremento de la lectura en soporte digital (ebook, smartphones, tablet y PC). Frente al 29.1% que reflejaba el Barómetro de Hábitos de Lectura presentado el pasado mes de febrero, ahora es un 39% el que ha leído algún libro en este formato (La Vanguardia).
* Con información de proyecto451.com