La fusión de las editoriales de educación McGraw-Hill y Cengage, anunciada el 1 de mayo, creará la sexta mayor editorial del mundo con unos ingresos combinados en 2018 de 3,220 millones de dólares: 1,597 millones de dólares por parte de McGraw-Hill y 1,624 millones de dólares de Cengage.
La nueva empresa resultante, que se llamará McGraw Hill, seguirá estando muy lejos de su rival en el sector de los libros de texto, Pearson, que tuvo unos ingresos de 5,360 millones de dólares en 2018, pero será un competidor muy importante tanto en los mercados de EE.UU. como en el del Reino Unido. Pearson se sitúa actualmente en el número dos de los 10 primeros puestos, detrás de RELX (Elsevier y Lexis-Nexis), con 5,600 millones de dólares.
Pese a lo que pueda parecer, los comentaristas de la industria británica sugieren que la fusión McGraw-Hill/Cengage dice más sobre los desafíos del mercado en el que operan los editores que sobre el hecho de ser una señal de fortaleza. El CEO de Cengage Michael Hansen, bajo cuyo liderazgo Cengage lanzo su empresa de suscripción de libros de texto de acceso total Cengage Unlimited, ocupará el liderazgo de la empresa resultante de la fusión. Él ya ha expresado que: "La nueva empresa ofrecerá una amplia gama de los mejores contenidos de su clase ─ distribuidos a través de plataformas digitales a un precio asequible─. Juntos (McGraw Hill y Cengage), iniciaremos una era en la que todos los estudiantes puedan permitirse los materiales de aprendizaje de calidad necesarios para tener éxito, independientemente de su estatus socioeconómico o de la institución a la que asistan". En el lanzamiento de la fusión, las empresas subrayaron su compromiso de "continuar y ampliar sus programas Inclusive Access y Unlimited, con la oportunidad de combinar contenidos y ampliar la oferta de programas una vez finalizada la fusión".
* Con información de publishnews.es