Memoria e Historia Editorial II

En 1939 Rafael Giménez Siles constituye la sociedad Edición y Distribución Ibero Americana de Publicaciones, S.A. (EDIAPSA).
Inicia la edición de libros, de la revista literaria Romance, de la revista femenina Amiga y la revista infantil Rompetacones, y la distribución de publicaciones en toda Hispanoamérica. Crea, con Martín Luis Guzmán, su primera librería, Librería Juárez, en las calles de Humboldt y Avenida Juárez. En 1940 instala, a un costado del Palacio de Bellas Artes, la primera Librería de Cristal.
En la planta alta organiza una pequeña sala de exposiciones que se inauguró con una conferencia de Alfonso Reyes. De 1940 a 1975 instalan 18 Librerías de Cristal. Posteriormente, la cadena continuó expandiéndose hasta que, en su apogeo, llegó a tener casi 90 librerías.
El Colegio de México se fundó el 16 de octubre de 1940, cuando su antecesora, La Casa de España —creada en 1938 por iniciativa del presidente Lázaro Cárdenas para acoger temporalmente a destacados científicos, académicos y artistas amenazados por la Guerra Civil y luego por el franquismo—, se transformó en una institución de altos estudios. Desde entonces, el Colegio ha mantenido ininterrumpidamente sus labores, convirtiéndose en uno de los centros de investigación y docencia más destacados en el mundo hispánico.[1]
Editorial Atlante, fundada en 1939, es el antecedente de Editorial Grijalbo, creada en 1941 por Juan Grijalbo Serres, quien tuvo una importante trayectoria con la publicación de muchos best sellers y libros marxistas, lo que le ocasionó estar en una lista negra en Estados Unidos, y para ir a España tenía que hacerlo vía Canadá. A este hombre es a quien el gremio le debe la Beca Juan Grijalbo, la cual nació con el propósito de estimular y profesionalizar las actividades editoriales y de comercialización del libro y las revistas.
En 1942 nace Nueva Editorial Interamericana fundada por don Eulogio Ripoll, quien a lo largo de los años se consolidó en la preferencia de los profesionales de las ciencias médicas de América Latina, el sur de Estados Unidos y España. En 1972 fue adquirida por la cadena de televisión CBS y en 1986 pasó a formar parte de la empresa McGraw Hill.
En 1943, Luis Fernández González funda Fernández Editores, donde se publicaron libros para la enseñanza primaria y obras de apoyo para el maestro que tuvieron una notable repercusión en el medio docente. Ese mismo año nace Editorial Jus, con publicaciones de historia y ciencias sociales reconocidas hasta la fecha. Lo mismo puede decirse de Editorial Progreso con libros de texto de muy cuidada edición, de Editorial Pax y de la Compañía General de Ediciones que publicó obras de Martín Luis Guzmán.
Ante la indefensión en que se encontraban los modestos gremios de editores y libreros mexicanos en esta época, Giménez Siles promovió la creación de la Asociación de Libreros y Editores Mexicanos, la cual quedó constituida el 12 de junio de 1944, quedando como presidente Martín Luis Guzmán, como secretario Rafael Giménez Siles y como vocales Agustín Ortiz Redondo, Carlos Césarman y Enrique Navarro.
En 1946, José Luis Ramírez Cerda fundó Editorial Diana. En los años cincuenta ocupó uno de los primeros lugares por el gran número de traducciones al español, dándole un gran impulso a la literatura. Desde muy joven se incorporó su hijo José Luis Ramírez Cota, que hizo crecer la empresa.
En 1947, Prensa Médica Mexicana empezó a publicar libros de medicina bajo la dirección de Carolina Amor de Fournier, reconocida por la calidad de sus obras y el estilo que les imprimió con su trabajo. Su labor en el gremio editorial fue de valor incalculable, sobre todo en los años en que presidió el Instituto Mexicano del Libro, antecedente de la Caniem. En este mismo año también se fundó la Editorial Ixtaccíhuatl de Orlando Vieyra que editó las Obras completas de Sigmund Freud.
Por supuesto también destacan las editoriales españolas que instalaron sucursales en México sumándose al esfuerzo editorial y librero mexicano, como Espasa Calpe Mexicana; Editorial Labor Mexicana con Luis Roca a la cabeza; M. Aguilar Mexicana, sucursal de Aguilar de Ediciones de Manuel Aguilar, que tuvo como director a Antonio Ruano quien se distinguió por su entrega incansable y amor al país.
En la próxima entrega de “Memoria e Historia Editorial” abarcaremos desde 1954 hasta terminar en 1980.

 

[1] Clara Eugenia Lida. El Colegio de México en sus 70 años: 1940-2010. Méxi­co, El Colegio de México, 2010.

MEMORIA E HISTORIA EDITORIAL
El Boletín Editores comparte con sus lectores textos históricos de relevancia para la industria editorial mexicana. Mensualmente publicaremos en esta sección Memoria e historia editorial artículos publicados en su momento en la revista Libros de México, editada por la Cámara Nacional de la Industria Editorial Mexicana, o bien, como es el caso en esta ocasión, publicado en el libro conmemorativo por los 50 años de la CANIEM, editado por Inés Rancé Comes.