El nuevo libro blanco distribuido por la Feria del Libro de Fráncfort y escrito por Rüdiger Wischenbar (fundador de Content and Consulting) explora “las tendencias subyacentes que dan forma a la transformación de la industria editorial y examina más de cerca una serie de estudios de caso que muestran cómo los nuevos actores están logrando innovar en el negocio del libro”.
El documento pretende identificar los principios que gobiernan la manera en que la industria editorial está gestionando sus expectativas y modelos de negocio en la era de interacciones basadas en plataformas, impulsadas por la comunidad, la dinámica de los negocios y la explotación de la propiedad intelectual en todos los medios posibles.
La hibridación y la combinación simultánea de prácticas nuevas y viejas que es tan característica de esta transformación que se puede percibir en todos los niveles de la edición

  • En el papel y alcance de los autores, así como en el empoderamiento de las personas.
  • En cómo definen el espacio público los receptores y los consumidores de la información.
  • En la propia industria en la que trabajan los editores.
  • En el concepto mismo de “narración”, que ya no tiene una conexión privilegiada con los libros, sino que una vez más se ha desprendido de los formatos a medida que las fronteras se desdibujan entre los diferentes medios y canales.
  • En el propio contenido que actualmente puede ser creado a través de diversos formatos y medios, por cualquier participante en la comunidad, por profesionales y aficionados, por empresas industriales y por individuos solitarios.
  • En el poder de la digitalización a través de la telefonía móvil: dispositivos que facilitan y hacen posible la lectura, el visionado de películas, juegos y las interacciones sociales a la medida de los consumidores de una manera fluida y eficaz.
  • En los mismos modelos de negocio digitales que tienden a privilegiar las suscripciones y streaming sobre las compras y la propiedad.

Al final, la dinámica resultante favorece a las superorganizaciones corporativas, así como a los actores individuales, ejerciendo presión sobre los que ocupan un lugar intermedio, que hasta ahora han mantenido un papel dominante en las industrias creativas durante mucho tiempo.
* Con información de universoabierto.org