El Centro de innovación y desarrollo profesional para la industria editorial, Editamos, es una empresa de la Cámara Nacional de la Industria Editorial Mexicana creada con el fin de ser el puente, el espacio de diálogo, entre los diversos sectores de la industria, organizada y no, y las universidades e institutos de educación superior, con el fin de desarrollar proyectos de gestión de la innovación, de profesionalización del trabajo, así como de la construcción de las estadísticas del sector no solo de las empresas editoriales sino de toda la cadena del libro que permitirán que los diversos actores tomen las decisiones más adecuadas para sus proyectos y, a la vez, para que las autoridades correspondientes puedan generar las políticas públicas necesarias para el desarrollo del sector. Y no se trata solo de crecimiento o de desarrollo, como polos distantes, sino de sumar los dos conceptos en beneficio de la cultura y la formación de ciudadanía; y entiendo como tal a las personas con la autonomía suficiente para ser reflexivas y ser parte integrante de las soluciones del país. 

Una parte fundamental para el desarrollo de Editamos estriba en el impulso a la formación profesional. Una formación que no intenta competir con las universidades sino antes bien, de sumar esfuerzos, como en este caso, para el logro de las metas que las empresas y el mundo del libro requieren. Agradezco desde aquí a la Dirección de Educación Continua de la Facultad de Filosofía y Letras de la UNAM; a la Jefa de la División de Educación Continua de la misma facultad, Maestra Ana María Gomís Iniesta, por el apoyo y reconocimiento que nos han brindado. Lograr que la Facultad valide la Beca Grijalbo es algo que nos enorgullece. Muchas gracias.

La Industria editorial, a través de la Cámara Nacional de la Industria Editorial, CANIEM, nos encomendó esta maravillosa tarea de formación. Agradezco al Ing. Juan Luis Arzoz su presencia y comprensión: una empresa de esta índole no se construye de la noche a la mañana, son muchos los escollos que tienen que salvarse y muchos los mares y tormentas por sortear. Será el esfuerzo conjunto del Consejo Directivo de la Cámara y el Consejo de Administración los que nos dará la fortaleza para que el proyecto llegue a buen puerto. Este proyecto, Editamos, no sería posible sin el concurso de los profesionales de la edición que han dado su tiempo para su crecimiento y desarrollo: no puedo dejar de mencionar en primer lugar a Jesús Anaya Rosique, un profesional como pocos (y me siento orgulloso de ser su hermano) por todas las horas y propuestas plasmadas en los documentos básicos de este Centro. Tener un coordinador académico como Jesús en la edición que celebra los treinta años de la Beca Grijalbo, ha sido un lujo, una edición para recordar. Muchas gracias, Jesús.

Cifrar nuestro esfuerzo, además, en la formación de los editores y actores del mundo de libros para niños y jóvenes es un imperativo para el desarrollo de la cultura escrita en nuestro país. Gracias en su momento al Comité de libros para niños y jóvenes por la insistencia y el esbozo del diplomado de edición de libros para niños y jóvenes, que tan diligente y eficientemente coordinó la Maestra Sandra Cara Camarena, profesional como pocas. Muchas gracias, Sandra. 

El Centro tiene un primer sustantivo: Innovación; consideramos que en todo proceso la innovación está presente y no sólo como un elemento tecnológico sino de estructura administrativa, operativa, e incluso emocional. Hacer un diplomado sobre el tema, sobre la gestión de la innovación era un reto que, según mi consideración, logramos atender y responder. Gracias Claudia Mónica Castro Delgadillo, Maestra, por la coordinación y el esfuerzo en el diplomado para la gestión de la innovación. Hay resultados y experiencias valiosas.

Uno de los diplomados con mayor tradición y que le han dado fortaleza a la formación profesional de la Cámara ha sido el diplomado en edición de libros, hoy diplomado en profesionalización de libros, coordinado por la maestra Tere Ponce. Su amplio conocimiento y su exigencia, además de capacidad organizativa permitieron que en esta nueva etapa el diplomado fuera un éxito. Muchas gracias Tere. 

Como verán hay un esfuerzo muy amplio que en ocasiones no se ve reflejado pero que sabemos está ahí. Agradezco al maestro Arturo Ahmed Romero, a todo su equipo de trabajo (ni se crea que son tantos), por todo su esfuerzo y su compromiso: el proyecto de Editamos no hubiera avanzado si no contamos con su participación, junto con la de muchos otros que en su momento hemos agradecido. Son dos nuevos diplomados, un diplomado actualizado y una Beca que se renueva para abordar el mundo del libro hacia el futuro. Gracias por todo Arturo, Lety.

A los maestros que tan amablemente han compartido sus conocimientos para que los estudiantes sigan adelante y no tengan que empezar de cero, les quedo eternamente agradecido. Muchas gracias, un fuerte abrazo. Bueno, estas palabras se convirtieron en reconocimientos a todos los que hacen posible que hoy estemos aquí y solo falta reconocer a los más importantes: los estudiantes. Gracias por su presencia, por creer en nosotros; por proponer y sugerir mejoras. Gracias por ser activos y por querer formar parte de este proyecto que está hecho para ustedes, para todos los que quieran adentrarse en el mundo del libro; un mundo que muchos dicen incierto pero que yo digo de retos, maravilloso.Son ustedes quienes nos recomendarán. Será a través de ustedes que podremos atraer más y más estudiantes para que juntos logremos una mejor profesión. Hoy nos reúne aquí la entrega de reconocimientos y constancias. Celebremos estos esfuerzos; demos pasos firmes para alcanzar nuevos proyectos.
Muchas gracias, felicidades.

* Por Carlos Anaya Rosique
* Foto: Editamos