Aunque las librerías físicas están cerradas, la buena noticia es que los lectores siguen descubriendo y comprando sus libros a través de las pantallas. El último estudio publicado por ComScore sobre el impacto del COVID19 en diferentes actividades económicas indica que los lectores se están preparando para un período de cuarentena más largo de lo esperado, entre 6 y 8 semanas, haciendo un acopio de libros en todos los formatos (papel, ebooks y audiolibros). Las visitas en el mes de marzo a los sitios web de libros crecieron un 23% en Francia, un 40% en Italia y hasta un 66% en Alemania y España (DosDoce).
En España en particular, en tan sólo tres semanas de cuarentena, más de 50 mil lectores descubrieron por primera vez la lectura de ebooks y audiolibros. Desde el inicio del confinamiento, las plataformas de préstamo digital (eBiblio y eLiburutegia) lograron atraer conjuntamente a más de 25 mil nuevos usuarios (lectores) en las tres últimas semanas de marzo. Paralelamente, las principales plataformas de suscripción (Nubico, Kobo, Storytel, Scribd, entre otras) están duplicando, y hasta triplicando, el número de altas diarias en sus servicios digitales captando conjuntamente la atención en el mes de marzo de al menos otros 25 mil nuevos usuarios (DosDoce).
Otro dato para destacar en lo que refiere al mercado digital es que las editoriales representadas por la plataforma de distribución Bookwire experimentaron en 2019 un crecimiento del 35% en los ingresos derivados por las ventas de sus ebooks y audiolibros en comparación con el año anterior (DosDoce).
* Con información de proyecto451.com