Este 29 de noviembre, en conferencia de prensa, la Cámara Nacional de la Industria Editorial Mexicana presentó su plan para el Centro de Innovación y Formación Profesional de la Industria Editorial, en el marco de la 30ª Feria Internacional del Libro de Guadalajara. Se trata de un Centro especializado en materia de formación de recursos humanos, así como para el apoyo y fomento a la innovación de la industria,en todos los procesos productivos de la cadena de valor del libro y las publicaciones periódicas.

Julio Sanz Crespo, expresidente de la CANIEM, comentó que a lo largo de su historia, la Cámara ha ejercido un papel fundamental en la formación profesional de quienes integran la cadena de valor del libro y las publicaciones periódicas, poniendo al alcance de la industria, y de la sociedad en general, cursos, talleres, diplomados, seminarios y conferencias especializadas.

“Los requerimientos de la industria en materia de formación de recursos humanos, en constante cambio, han demandado que la CANIEM alinee su oferta académica a la par. Asimismo, hemos complementado nuestros servicios desde el año 2014, ofreciendo la certificación de competencias para  tres estándares: Promoción de la Lectura, Venta de libros en librería y Compra de libros para librería, avalados por el Consejo Nacional de Normalización y Certificación de Competencias Laborales (CONOCER), organismo dependiente de la SEP”.

Aunque estos esfuerzos han dado resultados para el dinamismo del sector editorial, consideró, la oferta de servicios debe ser mejorada, ampliada y modernizada para estar a la altura de los retos que los editores enfrentan en diversos ámbitos. “Por ello, el día de hoy, con mucho entusiasmo y compromiso, tengo el agrado de anunciar el inicio de un importante proyecto para crear el Centro para la Innovación y la Formación Profesional de la Industria Editorial. Este proyecto estará soportado por la oportuna adquisición de un inmueble contiguo a la Cámara, que fue posible con la generosa aportación extraordinaria que los afiliados hicieran durante el año 2015”.

Con ese punto de partida, se formó un Grupo de Trabajo para la construcción de este Centro, el cual ha venido desarrollando desde marzo de 2106 la configuración del proyecto. Lo definen cinco componentes fundamentales:

  1.  El rediseño de la oferta académica, tanto en alcance como en contenidos, para conformar un programa académico estructurado único en América Latina.
  2. La creación de servicios de apoyo a la innovación en las empresas editoriales, tanto en la facilitación de metodologías, como en la gestión de recursos financieros de inversión.
  3. La creación de un centro de documentación e información estadística del sector.
  4. El diseño de los procesos y la organización a través de los cuales el Centro prestará estos servicios, y mantendrá una oferta académica de vanguardia.
  5. El proyecto arquitectónico para el acondicionamiento del inmueble que alojará al Centro, con equipamiento moderno que facilite los procesos de enseñanza presencial y a distancia.

El proyecto se llevará a cabo en etapas. En primera instancia se desarrollará la oferta académica de Formación Profesional en todas las materias: producción, edición, comercialización, mercadotecnia, distribución de contenidos, entre otras.

Julio Sanz hizo también un atento llamado a todos los integrantes de la industria a sumarse a este esfuerzo. “Sin duda redundará en beneficio de todos, así como en el fortalecimiento de la cultura del libro y las publicaciones periódicas en todo el país. Este llamado es a mantener el liderazgo de la industria editorial mexicana en el mundo de habla hispana, con un Centro que tendrá el perfil para incursionar incluso en los mercados de Latinoamérica; esa es nuestra apuesta”.