Así como muchos otros museos, la reapertura de Bellas Artes involucra un gran cambio en la dinámica dentro y fuera del recinto; su aforo máximo es del 20%, el uso correcto de cubrebocas es obligatorio, al ingresar se deberá tomar la temperatura y todos los asistentes deberán desinfectar su calzado, así como la constante limpieza de manos con gel antibacterial, respetar y cumplir con los señalamientos de sana distancia y se mantendrá cerrado el servicio de guardarropas. El acceso será por grupos de hasta seis personas solas, o 12 si son cohabitantes. No habrá movilidad libre por los vestíbulos o escaleras, queda suspendida cualquier información impresa, pero el boletaje aun será físico. El servicio de elevadores será exclusivo para embarazadas, adultos mayores y personas con discapacidad, pero sólo dos personas a la vez. Lo mismo los sanitarios, solo podrán estar dos usuarios cada vez.
Durante este periodo de cierre temporal, todas las salas y rincones del museo pasaron por un laborioso proceso de limpieza y desinfección. Fue a partir del 2 de septiembre, que se pudo ingresar al área de murales donde se encuentran las obras de varios artistas reconocidos como Diego Rivera y Orozco, además la reapertura del Museo Nacional de Arquitectura, y el acceso del restaurante y la librería del museo.
La Sala Principal, las salas Manuel M. Ponce y Adamo Boari permanecerán cerradas hasta que el semáforo esté en verde. Sin embargo, se planea utilizar estos espacios para ensayos de grupos reducidos de la Orquesta Sinfónica Nacional y de la Compañía Nacional de Ópera, así como para actividades artísticas que serán transmitidas en línea.
 
Según las nuevas medidas del museo, cada hora se podrán atender hasta 160 personas, en promedio, en todas las áreas abiertas del recinto. Los visitantes no podrán permanecer en las salas de exposición más de 20 minutos.
La exposición que estrenará esta reapertura será París de Modigliani, que se inaugurará el 8 de septiembre. Esta exposición es una conmemoración al centenario luctuoso del pintor y una de las más esperadas del 2020, agendada para inaugurarse en marzo, tuvo que aplazarse, como consecuencia del cierre temporal de Bellas Artes. Se expondrán 164 obras de 41 artistas de México, Francia, Suiza y Singapur. La muestra se acompañará con recitales musicales en el vestíbulo relacionados con la vida y obra de Amedeo Modigliani por parte de cinco músicos de la Orquesta Sinfónica Nacional. Esta exposición no será la misma que se planeaba inaugurar en marzo, ya que se tuvo que adaptar, dadas las condiciones de emergencia sanitaria. En palabras del director del Museo del Palacio Bellas Artes, Miguel Fernández Félix: “Tuvimos que hacer muchos cambios, la exposición que teníamos planeada en marzo es distinta a la que verán ahora. Por ejemplo, teníamos el tema de poder tocar, ya no podremos; ahora habrá sensores de movimiento”.
Cabe destacar que esta exposición se encuentra disponible de manera gratuita en la página del museo desde el 1 de agosto.
 
Con información de
https://culturacolectiva.com/arte/todo-sobre-la-reapertura-de-bellas-artes