Gustavo Setzer Munguía

El Boletín de Editores comparte con sus lectores las semblanzas de quienes han recibido el Premio Nacional Juan Pablos al Mérito Editorial, desde su instauración en 1978. Las fotografías están contenidas en el libro Memoria y constancia 1964 – 2014. 50 años de desarrollo de la industria editorial mexicana.

El Premio Juan Pablos se da a quien haya promovido la cultura impresa en México o, dicho de otra forma, por su destacada labor como editor.

Premio Nacional Juan Pablos al Mérito Editorial

1997: Francisco Porrúa Pérez
Egresado de la Escuela Nacional de Jurisprudencia de la UNAM, graduado en Derecho con honores, el maestro Francisco Porrúa Pérez comenzó en 1935 su vasta labor librera y editorial en la Librería de Porrúa Hermanos y Compañía, de la cual, años más tarde, se hizo socio junto con sus primos Indalecio y Manuel Porrúa Pérez; en 1944 participó como socio fundador de la Editorial Porrúa.

Entre sus múltiples actividades editoriales cabe destacar la creación del fondo editorial en materia jurídica, el cual es ampliamente reconocido por los profesionales del Derecho tanto mexicanos como extranjeros.

Asimismo, perteneció a los consejos directivos del Instituto Mexicano del Libro y de la Cámara Nacional de la Industria Editorial Mexicana, de la cual fue miembro de su Comisión de Derechos de Autor y Derechos Reprográficos.

1998: Gustavo Setzer Munguía
El Premio Nacional Juan Pablos al Mérito Editorial 1998 correspondió al Dr. Gustavo Setzer Munguía. El Dr. Setzer nació en Mazatlán, Sinaloa, en 1927. En 1970 ingresó a la editorial El Manual Moderno como asistente de la dirección y en 1972 se convirtió en socio-director de la misma, cargo que ocupó hasta 1990, fecha en que asumió la presidencia del Consejo de Administración.

Se distinguió por promover publicaciones médicas de diversas especialidades, particularmente las de psicología. Realizó una extensa promoción de libros de autores mexicanos en ferias internacionales, trabajando con esmero y agudeza en la concertación de ediciones especializadas de importantes editoriales del mundo. Fue un incansable viajero-promotor de libros en Centro, Sudamérica y España.

Difundió ampliamente materiales escritos relacionados con las ciencias biomédicas en hospitales, institutos, sociedades y asociaciones civiles.