Las afectaciones por COVID-19 han sido abrumadoras para muchas empresas e instituciones. Los sectores editorial y librero, agrupados en la CANIEM (Cámara Nacional de la Industria Editorial Mexicana) y la ALMAC (Asociación de Librerías de México) prevemos, con cierta inquietud, una desaceleración económica que se padecerá en librerías, así como en todos los participantes involucrados en la cadena del libro: autores, editores, áreas de corrección y diseño, impresores, transportistas, ilustradores y libreros.

La intensificación de estas dificultades durante los próximos meses, nos hace pensar en la inminente e irremediable necesidad de contar con apoyos, provenientes de iniciativas estatales o privadas, para alentar la industria librera mexicana.

Colaboraciones que permitan la subsistencia de esta herramienta, indispensable en la comunicación, así como en la vida cultural y educativa de México.

En días pasados el presidente de la Comisión de Cultura en la Cámara de Diputados, Sergio Mayer, presentó un paquete legislativo para la recuperación del sector cultural, conformado por cuatro iniciativas y dos exhortos. En dicho paquete legislativo retomó la importancia de la Tasa 0 para librerías en la declaración de impuestos. De acuerdo a Mayer Bretón, el paquete busca evitar los impactos económicos actuales o posteriores a la pandemia, los cuales podrían dañar de forma irreversible el derecho y acceso a la cultura en México.

La Cámara Nacional de la Industria Editorial Mexicana y la Asociación de Librerías de México estimamos el impulso que el diputado Sergio Mayer realiza para contener este deterioro en la salud cultural del mundo editorial y el impacto educativo que tendría en la población mexicana. A su vez, nos sumamos con voluntad y acciones a las propuestas de este paquete legislativo, con la finalidad de cubrir las exigencias de una sociedad cada vez más lectora, fuerte y solidaria.

Tu librería te necesita más que nunca.