Para festejar el Día Internacional de la Corrección de Estilo, Profesionales de la Edición AC (PEAC) organizó, por décima segunda ocasión, un programa de charlas y talleres para que los correctores de estilo y personas dedicadas a trabajos afines conocieran y debatieran sobre los beneficios de la certificación laboral de su actividad, discutieran sus inquietudes profesionales y reforzaran su formación mediante clínicas de diversas especialidades y una conferencia inaugural.
El evento se celebró el pasado 27 de noviembre en las instalaciones de la Casa de Cultura de la Universidad Autónoma del Estado de México, ubicada en el centro de Tlalpan. La inauguración fue encabezada por Ana Lilia Arias, directora de PEAC, y tuvo como tema central 50 años de corrección política: 1968-2018.
Por la relevancia del tema central, se dedicaron dos conversatorios para dialogar y reflexionar con actores del mundo periodístico y editorial sobre los métodos y procedimientos del trabajo comunicacional en aquellos años (1968), titulados “El contexto. La corrección como actividad política” y “El pretexto. La evolución del trabajo de corrección”.
Ana Lilia Arias agradeció a la Cámara Nacional de la Industria Editorial Mexicana (CANIEM) la colaboración en la organización de la jornada. Aseguró que estos actos hermanan a las dos instancias. También confió en que las actividades programadas fueran un aliciente para la profesionalización de la tarea del corrector.
Por su parte, el Sr. Carlos Anaya Rosique, presidente de la Cámara, envió un mensaje respecto al XII Día Internacional de la Corrección de estilo: “Lo que hoy celebramos tiene un significado muy especial para todos los que participamos en la cadena de valor del libro y las publicaciones periódicas.  Lo que para un escritor es el reto de la página en blanco, lo es para el corrector la página escrita.  Porque la historia de un libro o revista pasa por el ojo certero, el oficio depurado de esos profesionales que cuidan y pulen cada página. El corrector de estilo y, me atrevo a decir, los demás hombres y mujeres que intervienen en el trabajo editorial, tienen en sus manos una de las mayores responsabilidades del proceso creativo. Su conocimiento del lenguaje y todos sus vericuetos ayuda a los productos creativos a adquirir calidad y pulcritud”.
Asimismo, Anaya Rosique recordó que, a través de Editamos, la CANIEM incluye en su programa anual de capacitación, cursos, talleres y seminarios para que los correctores de estilo se mantengan actualizados porque a pesar de que “las múltiples aplicaciones de autoedición brindan la posibilidad de escribir, editar e incluso comercializar contenidos sin la mediación de los correctores y editores, esto es una falacia sin sustento que todos hemos padecido. El cuidado editorial es una de las tareas esenciales de la publicación de contenidos. Sea cual sea el soporte: papel o digital, el cuidado editorial tendría que ser el mismo”.
Como es ya tradicional de este evento, asistieron correctores de la Ciudad de México y de diferentes estados de la república, así como el director del Centro Universitario Valle de Chalco, UAEMex. En esta ocasión, el evento coincidió con el natalicio de Erasmo de Rótterdam, humanista renacentista a quien se dedica el día 27 de octubre.