Según la agencia de noticias dpa, la premio Nobel de Literatura, Svetlana Alexiévich, una importante figura de la oposición bielorrusa, salió el lunes 28 de septiembre del país. Al parecer, la escritora teme por su seguridad. A bordo de un avión de la aerolínea Belavia habría abandonado Bielorrusia rumbo a la capital alemana de Berlín.
La nobel de Literatura partió de su país para recibir tratamiento médico en Alemania, anunció por su parte uno de sus allegados.
 
“En un mes volverá a Bielorrusia. No renuncia a sus actividades como miembro del Consejo de Coordinación”, el órgano formado por la oposición, declaró a la agencia AFP su amiga Maria Voiteshonok
 
“Hace dos meses se suponía que iba a ir al médico, pero el coronavirus y los acontecimientos políticos lo impidieron”, añadió, indicando también que Alexiévich tiene la intención de viajar a Italia después de Alemania.
Por otro lado, su asistente Tatiana Tiúrina dijo que el viaje tiene un carácter personal: “se ha ido por temas personales. Tiene planeados varios encuentros, la feria del libro de Suecia, la entrega de un premio en Sicilia”.
Alexiévich es la única de los siete miembros de la dirección del Consejo de Coordinación, formado para promover una transición pacífica de poder en Bielorrusia, que todavía está en libertad.
 
Todos los demás fueron detenidos o forzados al exilio, al igual que una de las figuras del movimiento de protesta, Svetlana Tijanóvskaya, refugiada en Lituania.
 
Alexiévich, de 72 años, fue intimidada a principios de septiembre por hombres desconocidos cerca de su casa que la llamaban por el intercomunicador y por teléfono.
Bielorrusia se vio sacudida desde principios de agosto por un movimiento de protesta sin precedentes que cuestiona la reelección del presidente Alexander Lukashenko, en el poder desde 1994. Una de las compañeras de Alexiévich, María Kolésnikova, fue detenida el 7 de setiembre por unos encapuchados en el centro de Minsk. Al día siguiente reapareció en la frontera con Ucrania, a donde la habían trasladado miembros de las fuerzas de seguridad para obligarla a dejar el país. Kolésnikova rompió su pasaporte y la aduana ucraniana no la permitió cruzar. Ahora es acusada de realizar “acciones contra la seguridad nacional” y podría culminar con una pena de 5 años de prisión.
 
La oposición considera vencedora a Svetalana Tijanóvskaya, que tuvo que exiliarse en Lituania, y pide la liberación de todos los detenidos, la salida de Lukashenko y la celebración de nuevas elecciones.
 
Con información de
https://www.republica.com.uy/la-nobel-svetlana-alexievich-abandona-bielo...