¿Que lleva ISBN? 

– Obras monográficas y folletos no publicitarios impresos.
– Publicaciones en Braille, o sus equivalentes en nuevas tecnologías.
– Publicaciones que la editorial no tenga previsto actualizar regularmente ni continuar indefinidamente.
– Separatas de artículos o números monográficos de una publicación seriada concreta.
– Películas y vídeos de contenido educativo o didáctico siempre que sean recursos didácticos de materias que se impartan en la enseñanza regular.
– Audiolibros ya estén en soporte físico (CD, DVD, etc.) o disponibles en Internet.
– Publicaciones monográficas electrónicas, ya estén en soporte físico (como cintas legibles por máquina, discos o CD-ROM, etc.) o disponibles en Internet.
– Copias digitales de publicaciones monográficas impresas.
– Publicaciones multimedia cuyo componente principal sea el texto.
– Publicaciones en microformas.
– Publicaciones multimedia cuyo componente principal sea textual.
– Libros y folletos impresos;
– Publicaciones por combinación de medios; 
– Otros medios similares, incluidas las películas educativas y transparencias. 
– Libros en CD, DVD o cualquier otro medio digital; 
– Publicaciones electrónicas;
– Cintas en lenguaje de máquina;
– Mapas o colecciones de mapas que se vendan en el mercado del libro

 ¿Que no lleva ISBN? 

– Los impresos de menos de cinco páginas.
– Los planos que se distribuyan aisladamente.
– Partituras musicales.
– Hojas sueltas no coleccionables.
– Carteles y grabados.
– Postales.
– Hojas desplegables.
– Las publicaciones institucionales. Memorias de organismos públicos y privados.
– Las publicaciones estrictamente publicitarias. 
– Ejemplo: aquellas que enuncian las características de un determinado producto o de una región turística.
– Los horarios y tarifas, las guías telefónicas.
– Los programas de enseñanza, espectáculos y exposiciones.
– Los estatutos y balances de sociedades; las listas de directivos de empresas, las instrucciones para tomar parte en actos; las circulares.
– Las guías, agendas, calendarios y almanaques, aun cuando se presenten en forma de libro.
– Las hojas intercambiables para insertar en libros.
– Las impresiones artísticas y carpetas sin portada ni texto.
– Las grabaciones de sonido.
– Las publicaciones periódicas (ISSN).
– Publicaciones ocasionales que, a juicio de la Agencia Nacional de ISBN carezcan de interés permanente.
– Los mapas y planos que no se vendan en el mercado del libro, partituras musicales sueltas, hojas sueltas no coleccionables, carteles, grabados que no conforman una obra con formato de libro, postales y otros desplegables. Jamás las publicaciones periódicas (revistas, diarios, periódicos), salvo los anuarios.
– Agendas, calendarios, almanaques.
– Anuarios y directorios telefónicos.
– Catálogos comerciales.
– Catálogos de librerías o editoriales.
– Estatutos de sociedades.
– Folletos cancioneros.
– Folletos cinematográficos.
– Folletos deportivos.
– Folletos escolares, que no sean libros de texto.
– Folletos de propaganda.
– Folletos teatrales.
– Folletos turísticos.
– Guiones cinematográficos de cine, radio o televisión.
– Obras publicadas en multicopia.
– Programas de actos conmemorativos y/o culturales.
– Programas de conciertos.
– Programas cinematográficos.
– Programas deportivos.