Presenta CANIEM estadísticas del sector editorial

En conferencia de prensa en la Feria Internacional del Libro de Guadalajara, Carlos Anaya Rosique, presidente de la Cámara Nacional de la Industria Editorial Mexicana, Alejandro Ramírez Flores, director general de la Cámara, y Jesús Galera Lamadrid, Coordinador de la Comisión de Estadística de la CANIEM, presentaron los principales indicadores del sector editorial privado en México correspondientes al año 2016, así como una estimación de venta para 2017.
 
En 2016, los editores del sector privado registraron una producción de ejemplares de 137 millones 638 mil 636, lo que representa una contracción del 5.2% con respecto al 2015; de esos 137 millones de ejemplares, 42.5 millones se destinaron a los programas de Texto Gratuitos para Secundaria, Programa Nacional de Inglés (PRONI) y Bibliotecas Escolares.
 
Por su parte, la producción de CONALITEG, que se distribuye de manera gratuita para la enseñanza básica, alcanzó los 140 millones de ejemplares, por lo que al sumarlas conjuntaron una producción de 277 millones de ejemplares en 2016; en ambos casos se presentó una reducción en la producción en relación con 2015, que acumulada representa 30 millones de ejemplares menos.
 
En lo referente a la producción de títulos, se mostró un decremento de 6.4%, observado tanto en novedades (5.3% menos) como en reimpresiones y reediciones (6.7% menos); adicionalmente, la producción de ejemplares de novedades mostró un incremento de 5.7%, equivalente a 2.2 millones de unidades más.
 
Lo que tiene que ver con costos de producción, en 2016 se invirtieron 2 mil 857 mdp en la producción de ejemplares, lo que representó un incremento de 3.5% respecto del año anterior, este aumento obedece a que el costo de producción de ediciones propias creció 6.5%, además, el costo de producción de las coediciones y de los libros para la CONALITEG se redujo 13% y 3%, respectivamente.
 
Respecto a la venta de ejemplares, en 2016, las editoriales del sector privado en México registraron una venta de 137.4 millones de ejemplares, esta cifra es la mínima observada en los últimos cinco años. Desde 2012 se han dejado de comercializar 14 millones de libros. En comparación con 2015, la reducción en la venta de ejemplares es de 6.3%, dicha baja es resultado del decremento en la comercialización, tanto de ediciones nacionales (6.6%) como de ediciones importadas (3.1%).
 
En el rubro de facturación neta, la generada en 2016 fue de 10 mil 025 mdp, y por tercer año consecutivo muestra una baja (2.5% en esta ocasión). Al igual que con los ejemplares, la facturación de 2016 es la mínima observada en los últimos cinco años. Asimismo, durante este periodo la tasa de crecimiento anual compuesta es de -0.93%. En 2016, el decremento en la facturación ocurrió exclusivamente en la venta de libros nacionales, con una variación de -4.2% y 355 mdp menos. En la venta generada por las importaciones se apreció un incremento de 6%.
 
Por otra parte, la venta de ediciones digitales continúa con incrementos anuales, registrándose en 2016 un aumento de 24%, debido al alza en la venta de ediciones de fondo, rubro que significó 27 mdp más. Desde 2012, la facturación de ediciones digitales se ha incrementado en más de 100 mdp. Al sumar la facturación de las ediciones impresa y las ediciones digitales, se obtiene un total de 10 mil 146 mdp, de los cuales las ediciones digitales participan con 1.2%.
 
Finalmente, para 2017 se estima un ligero incremento de 0.7%, para alcanzar una facturación de 10 mil 094 mdp. Se espera que el incremento se refleje en todas las divisiones editoriales (excepto libros religiosos), y que el más significativo corresponderá a las editoriales de libros científicos (1.1%).