-->    
     

En un hecho que subraya el creciente empleo de la tecnología en el ámbito de las artes, la autora japonesa Rie Kudan, después de recibir el prestigioso Premio Akutagawa, confesó haber utilizado ChatGPT durante la escritura de su obra premiada, The Sympathy Tower. Esto ha generado debates sobre el papel de la inteligencia artificial en la expresión artística y sus implicaciones éticas en la industria literaria.

La novela de Kudan, elogiada por el comité, explora dilemas éticos en torno a un arquitecto encargado de construir una prisión de alta tecnología en Tokio, donde la inteligencia artificial desempeña un papel central.

Kudan no solo ha admitido el uso de la IA en la creación de la trama, sino también para consultas personales, revelando que reflejaba sus emociones en el personaje principal cuando la inteligencia artificial no respondía como esperaba.

«Cuando la ia no decía lo que yo esperaba, a veces reflejaba mis sentimientos en las líneas del protagonista», comentó Kudan. Esta estrategia, que fusiona la creatividad humana con la ayuda de la ia generativa, marca un precedente en el mundo literario. «Pienso seguir beneficiándome del uso de la inteligencia artificial en la escritura de mis novelas, al tiempo que dejo que mi creatividad se exprese al máximo», afirmó la autora.

Este no es la primera controversia en relación con el uso de inteligencia artificial en la creación artística. Escritores como George R. R. Martin, Jodi Picoult y John Grisham se unieron a una demanda colectiva contra OpenAI, la empresa detrás de ChatGPT, expresando preocupaciones éticas. Más de 10,000 autores han instado a la industria de la IA a obtener consentimiento y compensar justamente a los creadores cuyo trabajo se utiliza para entrenar modelos de lenguaje.

A pesar de algunas críticas en redes sociales, el comité de selección del Premio Akutagawa ha respaldado la elección de Kudan, afirmando que el uso de inteligencia artificial no representa un problema en este caso específico.

Fuente: CNN en Español