-->    
     

En una reunión de gran relevancia para el ámbito cultural y editorial, el Dr. Pablo Mora Pérez Tejada, director de la Biblioteca Nacional de México, recibió a presidentes de comités y miembros del Consejo Directivo de la Cámara Nacional de la Industria Editorial Mexicana (CANIEM). El encuentro tuvo lugar en las instalaciones de la Biblioteca.

Nacional con el propósito de revisar el tema del depósito legal, crucial para la preservación y difusión de la bibliografía nacional.

La importancia del depósito legal, definido por Ana María Amo y Suárez como «la obligación señalada por el Estado a todos los autores, editores, impresores y productores de obras de entregar un determinado número de ejemplares de sus publicaciones», fue destacada durante la reunión. Se hizo hincapié en la relevancia de este mecanismo para el resguardo, la difusión y conservación del patrimonio bibliográfico nacional.

La reunión contó con la presencia del presidente de la Cámara, Ing. Hugo Setzer, el vicepresidente de la CANIEM, Ing. Luis Jorge Arnau, y la Lic. Genoveva Muñoz, miembro del Consejo Directivo de la CANIEM. Asimismo, participaron Carlos Armenta, presidente del Comité de Editoriales Independientes, y la Mtra. Alma Cázares, presidenta del Comité de Editoriales Universitarias y Académicas. El director general de la CANIEM, Mtro. Antonio Alonso, también estuvo presente.

Por parte de la Biblioteca Nacional de México, asistieron el Dr. Felipe Martínez Arellano, coordinador de la Biblioteca Nacional y el Dr. Dalmacio Rodríguez Hernández, Coordinador de la Hemeroteca Nacional, y por parte del CeMPro, la Mtra. Quetzalli de la Concha, vicepresidenta del mismo. La reunión ofreció la oportunidad de intercambiar perspectivas y experiencias en relación con el depósito legal.

Durante el encuentro, se resaltó la evolución histórica del depósito legal, desde su origen político-administrativo hasta su actual enfoque cultural, según la UNESCO. El objetivo principal, según el decreto vigente, es integrar, custodiar, preservar y poner a disposición del público todos los materiales documentales editados en el país. En este marco, la Biblioteca Nacional y la Biblioteca del Congreso de la Unión han sido designadas como las bibliotecas depositarias encargadas de hacer cumplir dicho decreto.

Como parte de la jornada, se llevó a cabo un recorrido por la Sala Mexicana de la Biblioteca Nacional de México, ubicada en el Fondo Reservado. En esta sala se resguardan incunables, libros impresos con tipos móviles metálicos entre los años 1450 y 1500, que representan 267 años de la historia impresa mexicana.

La reunión concluyó con un compromiso renovado de ambas instituciones para trabajar de manera conjunta en la promoción y el cumplimiento del depósito legal, reconociendo su importancia fundamental en la preservación del legado cultural y editorial de México, para lo cual se seguirán teniendo reuniones para avanzar de manera positiva en este sentido.

Acerca de la CANIEM
La Cámara Nacional de la Industria Editorial Mexicana (CANIEM) es una institución que agrupa a los diversos actores del sector editorial en México, promoviendo la colaboración y el desarrollo de la industria del libro en el país.

Acerca de la Biblioteca Nacional de México
La Biblioteca Nacional de México, comprometida con la preservación del patrimonio documental, desempeña un papel fundamental en la conservación y difusión de la riqueza bibliográfica de México.